Wall Street|13 de mayo de 2022

Bank of America comparó el contexto actual con las crisis subprime y puntocom

El banco remarcó que los inversores están abandonando toda clase de activo por miedo.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El contexto financiero actual atraviesa momentos cada vez más difíciles. La inflación global que no tiene límites, la suba de tasas de interés para tratar de contrarrestar este fenómeno y la inestabilidad geopolítica por la guerra entre Rusia y Ucrania están llevando a los inversores a liquidar gran parte de sus posiciones.

 

Para los estrategas de Bank of America, el dinero está abandonando todo tipo de activos y el éxodo se está profundizando de manera preocupante, causando un efecto bola de nieve que podría no detenerse con facilidad.

 

Desde los máximos históricos hasta la actualidad, el S&P 500 ya bajó más de un 18%, mientras que el Nasdaq 100 retrocedió casi un 29% y el Dow Jones, un 14%. En tanto, bitcoin y ether acumulan una caída del 56%, aproximadamente. El oro, por su parte, ya cayó un 13% desde el pico de marzo.

 

Para Michael Hartnett, especialista en Bank of America, el colapso actual de las criptomonedas y la tecnología especulativa ahora rivaliza con los desplomes de la burbuja puntocom del 2000 y de la crisis subprime del 2008.

 

En este marco, enfatizó en que "la definición de verdadera capitulación es que los inversores venden lo que aman", tal como parece estar sucediendo en la actualidad. Para ejemplificar su postura, Hartnett mencionó el caso de Apple.

 

Desde el récord de cotización de principios de año, sus acciones cayeron más de un 22%. Como consecuencia, la compañía dejó de ser la más valiosa del mundo para darle lugar a Saudi Aramco, la petrolera más importante de la actualidad.

 

A su vez, el analista financiero y su equipo creen que podría haber leves rebotes en el corto plazo, pero ninguno tan imponente como para revertir la tendencia bajista en la que está sumergido casi todo el mercado.

 

"El miedo y el odio sugieren que las acciones son propensas a un repunte inminente del mercado bajista, pero no creemos que se hayan alcanzado los mínimos finales", se detalla en el informe.

 

Bajo este escenario, lo ideal es que los inversores apunten a proteger el capital lo máximo posible, ya sea aumentando las posiciones en renta fija y materias primas y/o diversificando lo suficiente.