Empresas|12 de mayo de 2022

Apple ya no es más la empresa más valiosa del mundo

La petrolera Saudi Aramco ahora ocupa el primer puesto.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

La reciente liquidación de activos ocasionada por la alta incertidumbre global repercutió negativamente en Apple. Recientemente, la empresa tecnológica dejó de ser la más grande del mundo por capitalización bursátil para darle paso a la petrolera Saudi Aramco.

 

Actualmente, la empresa saudí tiene un valor de USD 2,43 billones, mientras que Apple solo llega a los USD 2,37 billones. De esta forma, el mercado deja en claro que prefiere los negocios defensivos por sobre el consumo tecnológico.

 

A pesar de que Apple ya no se considera más una compañía de crecimiento, debido a que está sumamente consolidada en la industria y acumula una larga trayectoria, sus acciones también sufren por la suba de tasas de interés, los potenciales cierres de China y la guerra entre Rusia y Ucrania.

 

Por otro lado, el petróleo, aunque está estabilizado en la zona de los USD 105 por barril, aproximadamente, tiene más recorrido al alza que a la baja por el escenario macroeconómico.

 

En este sentido, James Meyer, director de inversiones de Tower Bridge Advisors, expresó que "no se puede comparar Apple con Saudi Aramco en términos de sus negocios o fundamentos, pero la perspectiva para el espacio de los productos básicos ha mejorado. Son los beneficiarios de la inflación y la escasez de oferta".

 

Por su parte, Tim Ghriskey, estratega de cartera en Ingalls & Snyder, expresó que "hay ventas de pánico en muchos títulos tecnológicos y de múltiplos altos, y el dinero que sale de allí parece dirigirse en particular a la energía, que por ahora tiene una perspectiva favorable, dados los precios de las materias primas".

 

A principios de año, Apple llegó a valer USD 3 billones, casi USD 1 billón más que Saudi Aramco. No obstante, desde ese punto, la tecnológica perdió más de un 20%, mientras que la energética se revalorizó casi un 28%.

 

Si bien Apple presentó atractivos resultados financieros, en los cuales demostró por qué está en el podio de las compañías más valiosas del mundo, los inversores actualmente tienen otras preferencias, y los precios lo reflejan.