Europa|04 de agosto de 2022

El BCE volvió a atacar ferozmente a las cryptos

La entidad monetaria remarcó que el bitcoin y las stablecoins no sirven para hacer pagos transfronterizos más eficientes.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El Banco Central Europeo (BCE) volvió a atacar al mercado de las cryptos. Según un estudio publicado el lunes, el bitcoin y las stablecoins son la peor de todas las opciones para reducir el costo y tiempo asociados con los pagos transfronterizos.

 

"El santo grial de los pagos transfronterizos es una solución que permite que los pagos transfronterizos sean inmediatos, baratos, universales y liquidados en un medio de pago seguro", detalló el informe, coescrito por Ulrich Bindseil, director de infraestructura de pagos y mercado del BCE.

 

Teniendo en cuenta esto, la entidad monetaria concluyó que "bitcoin es la menos creíble" de las alternativas para lograr esto, mientras que las stablecoins ocupan un segundo lugar por las preocupaciones sobre su poder de mercado.

 

El reporte indicó que un sistema basado en bitcoin no funcionaría debido a su mecanismo de consenso de prueba de trabajo "inherentemente ineficiente", el uso "generalizado" con fines delictivos y la volatilidad del activo. También describió el fervor de los partidarios de la crypto como "cuasi-religioso".

Ya en otras ocasiones, el BCE había atacado a todo el ecosistema crypto. A finales del pasado mayo, advirtió que si los criptoactivos siguen creciendo, podrían poner en jaque la estabilidad financiera mundial.

 

De acuerdo a la Revisión de Estabilidad Financiera (REF) emitida por el BCE semestralmente, el riesgo sistémico podría verse incrementado en los próximos años debido a una mayor interconexión entre el mercado de las criptomonedas y sector financiero tradicional, y más aún cuando existen herramientas como el apalancamiento y la actividad crediticia.

 

A su vez, la propia Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, comentó a principios de año que las cryptos "no se basan en nada" y que deberían regularse. A la ejecutiva le preocupa que las personas no logren entender los riesgos, lo que puede causar que "pierdan todo" y se "sientan terriblemente decepcionadas". Debido a este motivo, cree que lo mejor es regular las criptomonedas como el resto de activos financieros convencionales.