Europa|26 de mayo de 2022

El BCE advirtió sobre la inestabilidad financiera que podrían provocar las criptomonedas

El Banco Central Europeo alertó sobre los riesgos que implican los activos digitales sin respaldo, y que representan una amenaza a la estabilidad financiera internacional.

Por Agustín Dirienzo

 

El Banco Central Europeo (BCE) advirtió sobre los riesgos que representan los criptoactivos para la estabilidad financiera internacional si el ritmo de crecimiento continúa acelerándose como en los últimos años. Según la autoridad monetaria, por el momento el mercado cripto no es lo suficientemente grande ni está lo suficientemente interconectado con el mundo de las finanzas tradicionales como para significar un peligro inminente, pero remarcó la velocidad de su crecimiento.

 

De acuerdo a la Revisión de Estabilidad Financiera emitida por el BCE semestralmente, el riesgo sistémico podría verse incrementado en los próximos años debido a una mayor interconexión entre el mercado de las criptomonedas y sector financiero tradicional, y más aún cuando existen herramientas como el apalancamiento y la actividad crediticia. Se sabe que Binance, el gigante exchange de intermediación financiera de criptoactivos, ofrece la posibilidad de apalancarse hasta 125 veces de la inversión inicial. Esto significa endeudarse por 125 a los fines de realizar inversiones en la plataforma.

 

Según el análisis de Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, los activos digitales que no poseen ningún tipo de respaldo tangible en la economía real suponen una inversión altamente volátil y que pueden generar grandes ganancias, pero también enormes pérdidas. Más aun, si la expectativa de suba de precio responde “casi a un acto de fe”. Para el ex ministro de Economía de España, el apalancamiento empeora aún más el panorama de estabilidad financiera para los próximos años.

 

Es por ello que instó a los organismos internacionales de control a promover rápidamente regulaciones y supervisiones sobre el mercado de criptoactivos, a la vez que ratificó la necesidad de monitorear altamente los desarrollos y brechas regulatorias entre los países, y reducir las posibilidades de arbitraje. “Es un mercado internacional y requiere una coordinación mundial”, señaló.

 

Por otra parte, Guindos explicó que en estos momentos la prioridad del BCE esta puesta en paliar los efectos inflacionarios provocados por la guerra entre Rusia y Ucrania, en tanto el objetivo es “garantizar la estabilidad de precios, principalmente en los alimentos y energía”.
En comparación al último informe sobre la Revisión de Estabilidad de Financiera publicado hace seis meses, el vicepresidente del BCE advirtió que las condiciones de la economía global y fundamentalmente la de la zona del Euro han empeorado, con mayor inflación y circunstancias financieras más complejas”.