Wall Street|23 de septiembre de 2022

La confianza de los inversores está en el peor nivel desde la crisis de 2008, según Bank of America

En los últimos días las bolsas internacionales han registrado fuertes bajas frente a los temores por la inflación global, y el consecuente endurecimiento de las políticas monetarias de los principales bancos centrales.

Por redacción

 

Los inversores del mundo se están desprendiendo de sus activos y saltando a la liquidez, en momentos donde su confianza se encuentra en el peor nivel desde la crisis financiera de 2008, según el Bank of America.

 

Sólo en los primeros tres días de esta semana, se retiraron fondos desde los activos mundiales de renta variable por US$ 7,8 mil millones, según el informe que cita datos de EPFR, firma que provee información sobre los flujos de fondos.

 

En ese mismo periodo, se retiraron US$ 6,9 mil millones de los bonos y US$ 400 millones del oro, mientras que el “cash” tuvo entradas por US$ 30,3 mil millones.

 

Esto, para el grupo de estrategas del Bank of America, se debe a que la confianza entre los inversores se encuentra de forma “incuestionable” en el peor nivel desde la crisis de 2008 y, reflejo de ello, consideran que el dinero, las commodities y la volatilidad generan mayor retorno que los bonos y las acciones.

 

En los últimos días las bolsas internacionales han registrado fuertes bajas frente a los temores por la inflación global, y el consecuente endurecimiento de las políticas monetarias de los principales bancos centrales.

 

Algunos de los índices, como el S&P 500, han prácticamente borrado las ganancias obtenidas en el verano boreal en un periodo de optimismo marcado por balances empresariales que superaron las expectativas.

 

La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos dispuso esta semana el tercer aumento consecutivo de 75 puntos en sus tasas de interés, llevándolas a un rango de entre 3% y 3,25%, y anticipó que “serán necesarias alzas suplementarias” en los próximos meses. Esto ha llevado a una nueva corriente de pesimismo en el mercado.

De acuerdo con el informe del Bank of America, difundido por la agencia de noticias Bloomberg, se espera que las acciones estadounidenses continúen cayendo de la mano de un endurecimiento en las condiciones financieras, mayores riesgos geopolíticos, y perspectivas negativas para el crecimiento económico global.

 

En Europa, en tanto, los activos de riesgo ya suman 32 semanas de egresos en sus flujos mientras que, en Estados Unidos, se presenta una tendencia similar, con excepción de las empresas de alta capitalización (conocidas como “large caps”).

 

En ese marco, las firmas más afectadas son las de consumo y financieras, resaltó el trabajo del Bank of America.