Mercado|29 de abril de 2021

En busca de la renta perdida

Por Axel Cardin Poggi

Investment Strategist de Bull Market Securities

 

En un mundo con rendimientos muy bajos, a la hora de buscar rentas lo primero que suele venirse a la cabeza es la renta fija, ya sea directamente a través de bonos o indirectamente a través de ETFs. Otra alternativa son las rentas generadas con inversiones en el sector inmobiliario, que en la bolsa americana pueden obtenerse a través de REITs. Sin embargo, hay otra alternativa menos conocida que existe principalmente en Estados Unidos: las acciones preferidas.

 

Las acciones preferidas son consideradas un instrumento híbrido ya que combinan características de las acciones comunes u ordinarias con las de los bonos. Al igual que las acciones ordinarias son emitidas por las compañías para levantar capital, cotizan en bolsa y dan derecho al cobro de dividendos, pero no tienen derecho a voto en asambleas de accionistas. Sin embargo, la diferencia radica en que pagan una tasa fija o variable predefinida de dividendos, como un bono (por ejemplo, 4% anual), con la salvedad de que deben ser aprobados por el directorio de la empresa. En cambio, los intereses de los bonos deben pagarse sin aprobación porque sino la compañía entra en default.

 

Normalmente son emitidas a la par con tasas mucho mayores a las cobradas por acciones ordinarias. Por dar un ejemplo, los dividendos del sector financiero americano no suelen superar el 2% anual, pero se encuentran acciones preferidas de ese sector rindiendo 4 o 5% anual. Las acciones preferidas no tienen vencimiento, aunque suelen tener una opción de rescate a la par al cabo de ciertos años desde su emisión (normalmente de 5 a 10 años).

 

Esta estructura hace que a diferencia de las acciones ordinarias no se produzcan grandes apreciaciones de capital, dado que por más que las compañías incrementen enormemente sus ventas y ganancias el flujo de fondos no cambia. De esta forma las acciones suelen cotizar bajo o sobre la par dependiendo de como cambien las tasas de interés. Por ejemplo, si en el mercado las tasas de interés bajan, las preferidas son más demandadas lo que aumenta su precio, disminuyendo su rentabilidad. En cambio, si en el mercado comienzan a subir las tasas, estas acciones tienen menos demanda y sus precios bajan, aumentando su rendimiento. En otras palabras, el precio de las acciones preferidas suele estar más vinculado al movimiento de las tasas de intereses que a la performance de la compañía.

 

Son instrumentos con una seniority mayor a las acciones comunes, pero menor a los bonos. Esto quiere decir que en el caso de liquidación de activos de las compañías, tienen prioridad de cobro por sobre las acciones ordinarias, pero están por debajo de los bonos.

 

A su vez, algunas acciones preferidas pueden tener algunas características especiales como ser convertibles o acumulativas. Lo primero quiere decir que uno voluntariamente puede decidir cambiarlas por acciones comunes (una opción muy tentadora si a la compañía le va bien). Lo segundo implica que si la compañía no repartió dividendos un año se acumulan para el siguiente. Son características que, si están presentes en alguna emisión, conllevan menores tasas o rendimientos por las mayores ventajas que traen aparejadas.

 

Finalmente resta decir que no todas las empresas emiten este tipo de acciones. Principalmente encontrarán preferidas del sector financiero, telecomunicaciones, servicios públicos y algunos REITs. Como alternativa también hay ETFs que agrupan varias de estas acciones y ofrecen rendimientos brutos por dividendos de entre 4 y 5%. Además, se debe tener en cuenta que cada acción preferida puede tener condiciones de emisión diferentes como bien mencionamos por lo que se recomienda evaluar los prospectos de cada una de ellas a la hora de invertir.

 

*Disclaimer legal: Tenga en cuenta que existen riesgos asociados con la inversión en valores, incluida la posible pérdida de capital, de conformidad con la Norma FINRA 2210 (d)(1)(A). Este artículo no debe considerarse una solicitud o recomendación de compra. El material ha sido preparado únicamente con fines informativos.