FED|13 de junio de 2022

Wall Street ya proyecta un aumento de tasas de 0,75%

Por la alta inflación que superó las expectativas, la Fed se vería obligada a ser más agresiva con sus políticas monetarias.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

En mayo, la inflación estadounidense fue del 8,6% interanual, una cifra no vista en más de cuatro décadas y superior al pronóstico de entre 8,2% y 8,3%. En este contexto, el mercado cree que la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) tendrá que ser más agresiva con las próximas subas de tasas de interés.

 

Según los swaps de tasas de interés negociados en Wall Street, los inversores esperan un ajuste de 1,75% para septiembre, lo que implicaría dos aumentos de 0,50% y uno de 0,75%. Para Matthew Hornbach, jefe global de estrategia macro en Morgan Stanley, "la inflación es realmente el talón de Aquiles de los mercados de riesgo", lo que quiere decir que "esta economía requerirá tasas reales más altas para frenarla y ejercer cierta presión a la baja sobre la inflación".

 

De concretarse esta estimación, sería la primera suba de 0,75% desde 1994, un movimiento que se prevé reduzca el gasto de los consumidores y atente contra la actividad empresarial que, directa e indirectamente, impactará en las cotizaciones de las acciones.

 

"Desde la perspectiva de la Fed, la pregunta es si necesitarán responder aún más enérgicamente con 0,75% en la reunión de junio", se cuestionó Mohit Kumar, estratega de tasas de interés en Jefferies International. "La impresión de alta inflación afectó en la inflación máxima y en la narrativa de la postura agresiva de la Fed", agregó el especialista.

 

Si la Fed avanza con contundentes subas de tasas de interés, se marcaría el inicio de "una nueva era", de acuerdo a las declaraciones de Ted Pick, copresidente de Morgan Stanley.

 

Pick comentó que Estados Unidos está al borde de un ciclo económico completamente diferente a lo visto anteriormente, como en 2008, y muy alejado de la política monetaria laxa de los últimos 15 años. "Es un momento extraordinario. Señala un cambio de paradigma: el fin de 15 años de represión financiera y la próxima era por venir", sentenció el especialista.

 

Según su visión, la nueva era económica, que podría ser un ciclo comercial con tasas de préstamo más altas, se iniciaría en los próximos 12, 18 o 24 meses"Este cambio de paradigma en algún momento traerá un nuevo ciclo. Ha pasado tanto tiempo desde que tuvimos que considerar cómo es un mundo con tasas de interés reales y un costo real del capital que distinguirá a las empresas ganadoras de las empresas perdedoras, las acciones ganadoras de las acciones perdedoras", concluyó Ted Pick.