Wall Street|05 de agosto de 2022

La clave del éxito: Warren Buffett explicó cómo comportarse ante los vaivenes del mercado

Tanto él como su socio y amigo Charlie Munger no les prestan atención a los precios de mercado tras la compra de un activo.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Para invertir adecuadamente y ganar dinero con el paso del tiempo, no solo hay que saber qué activos comprar y cuándo hacerlo, sino que también hay que controlar las emociones debido a que los mercados son muy volátiles. Aprender cómo comportarse ante los vaivenes bursátiles será esencial para sobrevivir en el entorno financiero.

 

En el libro Warren y Charlie: lecciones sobre la inversión, los negocios y la vida, que recopila decenas de testimonios de Warren Buffett y su amigo y socio Charlie Munger, los magnates explican cómo exactamente dominar el arte de no reaccionar innecesariamente a los movimientos de cotizaciones.

 

"Debes recordar que Mr. Market es nuestro socio maníaco-depresivo. Te ofrece precios de compra o venta, no te dice lo que valen las cosas. Además, cuando haya bajadas fuertes de mercado debes recordar que cuanto más barato, mejor", detalló Buffett.

 

Para ejemplificar su postura, el querido inversor trazó un paralelismo con la comida. "Si te gustan las hamburguesas y bajan de precio, mejor. No importa si el día anterior pagaste más. Vas a estar comprando hamburguesas el resto de tu vida, con lo que cuanto más baratas, mejor. Lo mismo con las acciones", sostuvo.

 

Y agregó: "Si esperas ahorrar algo de dinero en los próximos 5 años, debes preferir que la bolsa baje. Pero muchos inversores no lo entienden, van a estar comprando acciones durante años y aun así están contentos cuando la bolsa sube y tristes cuando baja. Se alegran cuando sube el precio de las 'hamburguesas' que van a comprar. No tiene sentido".

 

Posteriormente, remarcó que es imposible ganar dinero en bolsa si los inversores se van a dormir cada noche pensando en el precio de sus acciones.

Tanto él como Charlie piensan en el valor de sus negocios, no en su cotización, ya que "pensar en la cotización es dinamita, significa que crees que el mercado sabe más que tú". "Si es así, no debes invertir en acciones. El mercado está para servirte, no para instruirte", aseveró.

 

Por su parte, Charlie Munger enfatizó en la importancia de desarrollar un temperamento con el que se pueda tener acciones sin estar preocupados, debido a que "la preocupación y el miedo son los principales enemigos de las rentabilidades a largo plazo". "Si eres racional y, además, oportunista cuando hay un pánico, te irá bien", concluyó.