Wall Street|05 de agosto de 2022

Bank of America recomendó tomar ganancias en el actual rebote

Los estrategas del banco comentaron que es buen momento de desprenderse de las acciones porque la tendencia bajista aún no se terminó.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El año no arrancó nada bien para las acciones estadounidenses. Desde el máximo histórico alcanzado en enero hasta el mínimo de mediados de junio, el S&P 500 retrocedió cerca de un 25%. Sin embargo, en ese punto comenzó a rebotar y ya acumula una suba del 14%, aproximadamente.

 

En este contexto, muchos inversores están comenzando a creer que el ciclo bajista finalmente terminó y estamos presenciando el arranque de un nuevo mercado positivo. No obstante, Bank of America cree lo contrario.

 

El estratega Michael Hartnett, quien ha dicho que el reciente rebote de las acciones fue más un repunte del mercado bajista que una subida sostenida, reiteró que los inversores deberían "desvanecer" el índice S&P 500 desde un nivel de 4.200 puntos.

 

El experto sostiene que el piso del índice de referencia estará por debajo de 3.600 puntos, o un 13% por debajo de los niveles actuales.

El análisis se basa en la situación macroeconómica de Estados Unidos, y el resto del mundo. La inflación ya supera el 9% interanual y parece no tener límites. Si bien la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) no se mostró tan agresiva en la última reunión, no mostró indicios de desacelerar su estrategia de ajuste.

 

Además, la inestabilidad geopolítica iniciada por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania se está intensificando de la mano de China y Taiwán, países que podrían estar al borde de otra guerra.

 

Todo este cóctel de malas noticias podría hacer que la economía se paralice y entre en recesión, lo que definitivamente atentaría contra las empresas más productivas del mundo y, por ende, a sus acciones, las cuales repercutirían en los principales índices.

No obstante, para JP Morgan, actualmente, el S&P 500 tiene implícita una probabilidad de recesión del 51%, cuando hace dos meses rozaba el 91%.A su vez, los bonos basuras descuentan una probabilidad del 24%, frente al 33% de junio.

 

El renovado optimismo de los mercados oculta desaceleraciones trimestrales consecutivas en la actividad económica de Estados Unidos este año. Otras medidas económicas clave, incluidos los gastos de los consumidores y la inversión residencial, también han mostrado recientemente signos de enfriamiento.