Blockchain|08 de febrero de 2022

Wells Fargo: "La adopción de criptomonedas es como la del internet en los 90"

El importante banco estadounidense Wells Fargo brindó detalles de la adopción de las criptomonedas y lo que eso significa para los inversores.

Por Simón Salas Seeber

 

Las criptomonedas han sido controversiales para casi todos los que han oído hablar de ellas. Se le han hecho acusaciones por su "falta de transparencia", facilitación del lavado de dinero o especulación, aunque también se las han alabado y etiquetado como "el futuro del mundo financiero". Lo que de seguro es cierto es que su uso es cada vez más común, y la tendencia ya es cosa seria.

 

Wells Fargo, uno de los más importantes bancos de Estados Unidos, publicó un reporte especial titulado "Understanding cryptocurrency" (entendiendo las criptomonedas), donde analizaron algunos aspectos sorprendentes de estos instrumentos y opinaron sobre su porvenir.

 

Para comenzar, le comentaron a sus inversores que creen que "las criptomonedas son inversiones viables hoy en día, aunque sigan estando en las primeras fases de su evolución inversora. Nosotros recomendamos las colocaciones privadas gestionadas profesionalmente por ahora, ya que el el panorama de la inversión aún está madurando".

 

Los bancos han sido reticentes a aceptar esta nueva tecnología en un principio, aunque el paradigma pareciera estar cambiando rápidamente. Desde Wells Fargo dirigieron su reporte a los clientes, lo cuales mostraron preocupaciones respecto a llegar "muy tarde" a la inversión en criptoactivos.

 

La postura de la empresa de servicios financieros es opuesta:

 

 

"Centrarse demasiado en en el rendimiento pasado, especialmente en el caso de las criptomonedas, puede ser engañoso para los nuevos inversores. En primer lugar, las cifras de rendimiento están sesgadas porque la mayoría de las criptomonedas evolucionaron prácticamente desde cero. Los primeros años fueron altamente especulativos: usando Bitcoin como ejemplo, su primera transacción en el mundo real no se produjo hasta mayo de 2010, 16 meses después de su creación, y valoró 1 bitcoin en aproximadamente 0,004 dólares. El bitcoin no pasó de 1 dólar hasta febrero de 2011". 

 

 

Básicamente, afirman que aún es temprano para invertir en estos instrumentos, a pesar de que ya hayamos oído cientos de historias acerca de gente que se hizo millonaria invirtiendo allá a comienzo de la década anterior. Según el banco, eso nos produce la sensación de que "nos perdimos el tren", pero la realidad es que aún estamos en una edad temprana de adopción.

 

En línea con lo anterior, destacaron que "las criptomonedas son todavía un espacio de inversión relativamente joven. De hecho, la gran mayoría tiene menos de cinco años. Incluso las criptodivisas más antiguas tienen mucho que madurar. Por ejemplo, el bitcoin es la más antigua y posiblemente una de las criptodivisas menos volátiles, pero sigue siendo aproximadamente cuatro veces más volátil que el oro".

 

Criptomonedas e Internet, ¿mismo destino?

Esta analogía ha sido muy repetida por los optimistas de la tecnología blockchain y las criptomonedas para mostrar el proceso de adopción de una nueva tecnología, y desde Wells Fargo no opinaron distinto: 

 

 

Internet se inventó en 1983, pero en 1995 sólo el 14% de los estadounidenses (y menos del 1% del mundo) lo utilizaban. Curiosamente, estos porcentajes de adopción son similares a los que vemos hoy en día con las criptomonedas. El 13% de los estadounidenses compró o negoció con criptodivisas en los últimos 12 meses, según una encuesta reciente de la Universidad de Chicago. Y aproximadamente el 3% del mundo utiliza criptodivisas, según Crypto.com.

 

 

De cara al futuro cercano, desde el banco confían en que los usuarios determinarán para qué usos puntuales se aplicará esta tecnología; "es común a los primeros años de adopción el hecho de que, cuando surgieron los primeros casos de uso, los consumidores aún necesitaban tiempo para averiguar qué es la tecnología, qué puede hacer y cómo puede beneficiarles" sugirieron.

 

En cuanto a los obstáculos de su adopción, una de las preocupaciones de los inversores siempre fue la falta de una estructura reguladora. De hecho, esa salió como la razón número uno en una encuesta de Bloomberg de 2020 por la que los inversores de alto poder adquisitivo no estaban dispuestos a invertir en criptomonedas.

 

Desde Wells Fargo actualizaron que el reciente progreso normativo es ahora "otro apoyo para que la adopción de las criptomonedas se acelere. Como hemos comentado en las primeras publicaciones, las criptomonedas han madurado hasta el punto de que se están elaborando marcos legales y de supervisión para consolidar las criptomonedas como activos invertibles".

 

Para leer el informe completo, con gráficos muy explicativos, ingresar al siguiente link.