Blockchain|15 de septiembre de 2021

Criptos desde cero: 5 mitos acerca de las criptomonedas que debemos romper

En esta edición de criptos desde cero, desmentimos los mitos que todos escuchamos alguna vez sobre las criptomonedas y su futuro.

Por Francisco Cotti

 

Las Criptomonedas llegan a nuestra vida como una nueva tecnología disruptiva, lo que significa que vienen a cambiar nuestros hábitos para siempre y que ya lo están haciendo. Como todo fenómeno disruptivo, son desconocidos y generan temor al cambio que nos pueden traer a futuro. 

 

Cómo ya vimos en las ediciones anteriores, las criptos no sólo nos traen una tecnología innovadora, sino que vienen a traernos un cambio mucho más profundo en nuestra sociedad, la descentralización. Una nueva y superadora etapa del capitalismo en la que los únicos que perderán serán los intermediarios entre el valor y las personas.

 

Redes sociales, el sector financiero y el arte son algunos de los sectores que ya se están transformando. Ahora, la seguridad la brinda la tecnología y no las instituciones que tantas dudas generan a los consumidores. Por eso, es importante que en esta columna podamos desmentir los mitos que tanto se escuchan en diferentes canales de comunicación.

 

Mito 1: Blockchain es lo mismo que Bitcoin

Muchas veces, cuando hablamos del mundo cripto lo hacemos utilizando el término Bitcoin. Esto se debe a que fue la primera criptomoneda que apareció, la más segura y no por nada es conocida como "la reina de las criptos". Pero, esta generalización creo varios errores conceptuales y nombrar a Bitcoin como sinónimo de muchos conceptos trae confusión en los usuarios. 

 

Uno de estos conceptos que debemos diferenciar es Blockchain, una tecnología que va más allá de Bitcoin y que podría existir sin ninguna criptomoneda, pero no al revés. 

 

En realidad, Blockchain es la tecnología que permite que las transacciones entre pares se registren en una suerte de libro contable digital distribuido a través de la red, donde se registran todas las transacciones públicas de criptomonedas y tiene un uso mucho más extenso.

Bitcoin, por su parte, es una criptomoneda que puede ser intercambiada directamente entre dos personas sin involucrar a ningún intermediario externo, como un banco. Bitcoin utiliza la tecnología blockchain para registrar todas las transacciones que generan sus usuarios y permite que en el registro, se generen nuevas monedas automáticamente mediante la minería.  

 

Mito 2: Blockchain se invento para las criptomonedas

Si bien la mayoría de los usuarios saben perfecto la diferencia entre Blockchain y Bitcoin, existe todavía la creencia de que la tecnología de cadena de bloques se creo únicamente para las criptomonedas. 

Es importante recordar que esta tecnología nació antes de Bitcoin y su creador, Satoshi Nakamoto, la utilizo para crear las criptomonedas unos años más tarde. 

 

Entonces...¿Para que sirve la tecnología Blockchain mas allá de Bitcoin? Un ejemplo claro de los usos que se le puede dar a la tecnología es en el sistema de salud. Los registros médicos han sido siempre un problema ya que necesitan de mucha seguridad, son propiedad de la institución donde se atiende el paciente y son difíciles de compartir entre ellas. A través de Blockchain, los registros médicos podrían pasar a ser propiedad del paciente, podrían almacenarse de una forma extremadamente segura y podría compartirse desde cualquier lugar del mundo si el paciente así lo requiere.

 

Otro rubro importante donde ya se esta utilizando es el sector de alimentos. La tecnología puede utilizarse para realizar un rastreo preciso de todo el proceso de producción. Se podría registrar información que va desde el ciclo de vida del animal, de la logística del mismo y hasta de si el producto mantuvo la cadena de frío que necesita en todo momento.

 

La trazabilidad del producto es algo que ya se esta utilizando y que los consumidores cada vez van a priorizar más al momento de elegir su próxima compra. 

 

Mito 3: Todos los tokens son monedas digitales

La palabra token muchas veces se la utiliza como sinónimo de moneda digital, lo que no esta bien. Son conceptos completamente diferentes, que en ocasiones pueden relacionarse pero nunca reemplazarse. Vamos a diferenciarlas.

 

Las monedas digitales son criptomonedas que tienen un único objetivo, lo cual es actuar como una reserva de valor y poder cumplir con las otras dos funciones del dinero: Unidad de cambio y unidad de medida. Las mismas se utilizan, específicamente, para el intercambio monetario o como método de pago.

 

Entre las criptomonedas, además de Bitcoin, están las stablecoins. Estas criptos son, justamente, tokens. Una unidad de valor emitida por una entidad privada, asociadas a un activo externo, como el dólar o el euro, o a bienes materiales como el oro, inmuebles o incluso otra criptomoneda.

 

Mito 4: Las criptomonedas ayudan a los criminales

Existe algo que es una realidad, y es que la descentralización y el pseudo anonimato que trae Blockchain son dos conceptos que suenan muy atractivos para los criminales. Pueden transportar dinero ilegal de una forma más fácil. Sin embargo, todavía son los billetes la forma más utilizada por criminales para transportar su dinero y utilizarlo sin ser detectados. 

 

Por otro lado, es importante entender que Blockchain es una tecnología 100% transparente, todos pueden acceder a la red y ver las transacciones que se generaron en todo este tiempo. Únicamente se necesita la clave pública para ver cuantos Bitcoins almacena y las transacciones realizadas.

 

Mito 5: Las criptomonedas solo sirven para especular

Los increíbles rendimientos que tuvieron las criptomonedas en el último tiempo, llevaron a que muchas personas lleguen al mundo cripto por una razón errónea. Estas llegan a los ecosistemas buscando ganar dinero rápido y de forma fácil pero sin entender realmente todo lo que involucra su inversión. 

 

Inviertan en proyectos sólidos, con un plan de negocios estratégico y una idea innovadora. Existen muchos de ellos para elegir. 

Realmente, es necesario que cualquiera que invierta en proyectos cripto, conozcan los protocolos y como funciona la tecnología del token elegido. No comprar un meme token esperando que crezca 1000% para luego venderlo y hacerse rico. Son esos los tokens que luego terminan desapareciendo y la gente se termina cuestionando si realmente sirven para algo o son meramente especulación.