MERVAL|05 de mayo de 2022

Todo lo que está sucediendo en el país y tenés que tener en cuenta a la hora de invertir

Inflación, FMI y la potencial crisis del gas son los temas de Argentina hasta julio que podrían desencadenar una crisis en el gabinete que finalmente genere una crisis terminal en el gobierno, pero esto podría estar aun lejos de suceder pero no tanto.

Por Research de Bull Market Brokers

 

Fondo Monetario Internacional

Todo indicaría que Argentina pasaría sin contratiempos la revisión de mayo y recibiría otros 4bn para pagarle al fondo. La ley de presupuesto es lo más sensible junto con las audiencias de tarifas públicas, cuestiones donde Guzmán está frenado, tanto por Manzur como por la secretaría de energía. De todas formas se descarta que el presupuesto salga por decreto con modificaciones, y las audiencias de energía determinen subas más cercanas a las necesidades de Guzmán que del kirchnerismo. El primer gesto importante fue la eliminación de los subsidios para la minería de Bitcoin.

 

El FMI se seguirá concentrando en el BCRA y podría sugerir alguna medida excepcional, no por el lado de las tasas sino el manejo de los pasivos. En el ANEXO de la ley que rubricó el acuerdo con el fondo, el FMI puso como fecha para un borrador de qué hará el gobierno con las Leliqs el mes de diciembre de 2022. No es un dato menor, en especial para el mercado de deuda soberana en Pesos.

 

La inflación se mantiene en niveles de 4.5/5.5 entre Core y General, y mayo será otro mes que se repita un nivel por encima del 5% en alimentos y bebidas. Esta información es relevante para el dólar, tanto cable como mep. El dólar subió 10% en tres semanas, equivalente al 80% de la inflación durante marzo y abril, pero pese al rebote el canje (diferencia entre dólares transferidos y dólares recibidos) sigue en un nivel bajo entorno al 1%. Esto da indicios de que aún podría faltar depreciación. La segunda quincena de mayo concentrará el mayor riesgo para el tipo de cambio, tan solo un mes del shock fiscal de junio.

 

Un shock en el dólar financiero ahora podría poner presión en el dólar oficial, que tiene dos objetivos primarios, el acuerdo con el FMI de igualar a la inflación (compensado con aumento de la tasa) y una potencial depreciación en emergentes. Este cóctel si se le suma la brecha cambiaria nuevamente cercana a 100%, podría acelerar decisiones, en especial para la próxima revisión del FMI, en el semestre más crítico para Argentina.

Todos los indicios apuntan a 90 días donde dólar mep y cable tengan una relación unitaria con la inflación de punta a punta, que significa una depreciación acumulada del peso cercana al 30% por delante. El potencial shock hacia un dólar cercano a 270 a más tardar julio será lo más importante de los mercados financieros locales.

 

La crisis de gas podría comenzar a resonar hacia finales de mayo, pero principalmente en junio. Los primeros cortes de gas podrían sucederse en la segunda quincena, y tornarse virulentos durante julio. Argentina tomó la decisión de comprar los barcos gasíferos en contado, y esto la vuelve muy dependiente de lo que haga Putin el 9 de mayo. El riesgo de un shock gasífero porque Europa abruptamente interrumpe la compra de gas es posible pero la probabilidad es baja, bajo ese escenario los cortes de gas podrían intensificarse hasta entrado agosto.

 

Crisis de Gas y la inflación, además de una propuesta de impuesto a las empresas que podría no salir, dejarían a Guzmán al borde de una renuncia, a sabiendas que la capacidad de lograr pasar la revisión de septiembre y diciembre del FMI son bajas

Mercado de Dólar-Tasas

El comportamiento del dólar dependerá tanto de la inflación como de eventos del exterior. La probabilidad de que eventos favorables a una depreciación del Peso se produzcan son muy altas, en especial vinculadas a un shock en emergentes, que se sumará el efecto inflación en el dólar y la crisis política. Esta ecuación definirá la suba. La expectativa es que en 90 días el peso se deprecie entre 28-32%, volviendo a valores ajustado por inflación de enero de 2022.

 

En el mercado de dólar la inflación es importante, tanto para el breakeven vs dólar de quien se queda posicionado en CER, como el Dólar financiero deflacteado por precios. Si bien una letra o bono CER de corto plazo podría ser ideal para hacer tasa dos factores juegan en contra, la inflación descontada en precios que termina arbitrando con BADLAR + PRIMA, como el dólar ajustado por inflación que si no acompaña a precios genera subvaluaciones estructurales. Estas subvaluaciones reducen el breakeven y aumentan el potencial de un shock.

 

La expectativa apunta a riesgos de un shock dentro de los próximos 90 días, y esto hoy únicamente se puede capitalizar con una ON corporativa con vencimiento menor a 1 año. El abanico de ofertas son amplios, CSDOO, RPC2O y la IRC9O. Tienen una capacidad muy alta de replicar 1:1 al MEP para un premio en dólares por renta.

*Informe elaborado por el equipo de Research de Bull Market Brokers.