Petróleo|02 de marzo de 2022

El petróleo alcanza precios no vistos en casi una década

El combustible llegó a negociarse a más de USD 111 por barril en el arranque del miércoles.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El precio del petróleo se disparó violentamente en las últimas jornadas y alcanzó valores no vistos en más de nueve años. En concreto, el combustible superó los USD 111 por barril y tocó los niveles de septiembre de 2013. En lo que va del 2022, acumula una suba de más del 44%; interanualmente, crece más de un 84%.

 

Este feroz crecimiento del commodity se debe a que el mercado continúa temiendo que el suministro se vea interrumpido luego de las sanciones a los bancos rusos en medio del conflicto bélico con Ucrania.

 

Debido a que no existen muchas alternativas para diversificar, cualquier clase de interrupción en las exportaciones de energía de Rusia afectaría gravemente a Europa y causaría una crisis energética.

 

Si bien Estados Unidos pidió liberar cerca de 60 millones de barriles de petróleo de las reservas mundiales, la probabilidad de que los precios se mantengan por encima de los USD 100 por barril sigue siendo elevada, a menos que entre al mercado algún suministro alternativo considerable.

 

En medio de la subas de precios, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y sus aliados (OPEP+) se reunirá hoy mismo para terminar de pulir detalles del plan que busca agregar 400.000 barriles por día de suministro cada mes.

 

El problema de que el petróleo continúe creciendo a este ritmo es que podría generar un grave shock inflacionario y una fuerte caída de la economía internacional.

 

JP Morgan proyectó que un aumento de precio hasta los USD 150 detendría la expansión global y haría que la inflación creciera hasta más del 7%, más del triple de lo previsto por la mayoría de los responsables de la política monetaria.

 

A mitad de enero, las previsiones de Bloomberg dictaban que una suba del petróleo hasta los USD 100 por barril podría causar un 0,5% más de inflación en Estados Unidos y Europa en la segunda mitad del año, por el retardo que existe entre la causa de la inflación y su efecto en la economía real. Teniendo en cuenta que actualmente cotiza a USD 110, aproximadamente, la situación podría ser aún más preocupante.

 

En cuanto al crecimiento económico, Mark Zandi, economista jefe en Moody´s, explicó que, por cada aumento de USD 10 del barril, se reduce 0,1% la expansión de la economía internacional al año siguiente.