Opciones Financieras|03 de agosto de 2022

Qué son los "futuros de dólar" y cómo pueden protegerte de una devaluación

A medida que aumenta la brecha, muchos analistas consideran que puede llegar una devaluación del dólar oficial y los inversores deben estar cubiertos.

Por Francisco Cotti

 

En lo que va del año, el BCRA (Banco Central de la República Argentina) acumula compras netas en la plaza mayorista por unos escasos U$S 316 millones, cifra que significa menos del 5% del saldo neto a favor alcanzado en el mismo periodo del año pasado, cuando el monto ascendía a U$S 7.091 millones (en agosto de 2021).

 

Agosto lleva dos días hábiles y ya lleva vendidos unos USD 280 millones, aún en un contexto donde la demanda de energía cayó significativamente. Si bien el aumento en el precio de la energía fue unas de las razones detrás de un BCRA que no puede acumular reservas, la principal razón es la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el financiero y el blue, de aproximadamente un 110%. 

 

En el día de hoy, Sergio Massa asume como superministro de Economía y las expectativas están puestas en las medidas concretas para fortalecer las arcas del Banco Central y reducir la incertidumbre política y económica que atraviesa el país desde que Martín Guzmán renunció intempestivamente, y su efímero reemplazo Silvina Batakis, no convenció al mercado.

 

A su vez, en las últimas medidas adoptadas por el BCRA a fines de junio, se anunció un endurecimiento del cepo, limitando el pago de importaciones hasta el 30 de septiembre, con excepción de bienes de primera necesidad. Cómo en cada situación donde el gobierno endurece el cepo, esto causa un aumento de la brecha cambiaria y más problemas para la entidad monetaria.

 

A su vez, muchas empresas se encuentran frente a un problema ya que deben mantener pesos en cartera a la espera de la autorización para transferirlos al exterior. Bajo esta situación y en un contexto de alta volatilidad, es importante que tanto las empresa, como los inversores, conozcan los mejores instrumentos para cubrirse frente a una posible devaluación.

 

Desde TSA Bursátil, empresa que desarrolla soluciones de inversión, recomiendan ciertos instrumentos que permiten al inversor reducir el riesgo frente a una brusca suba del dólar oficial. Ante un escenario altamente volátil y lleno de incertidumbre, no cubrirse no es una opción”, dicen. Seguido a esto, señalan que existen instrumentos como los bonos dollar-linked, obligaciones negociables y Fondos Comunes de Inversión (FCI), pero consideran que la herramienta más adecuada son los futuros de dólar.

 

“Los futuros permiten apalancar la posición, ya que para comprar 1 contrato de dólar (equivalente a 1.000 dólares) se necesita aproximadamente el 20% de dicha posición para entregar en garantía. Es decir, para cubrirse ante una devaluación oficial, no es necesario desembolsar el total de la posición, sino sólo un 20%”, describen en su análisis.

 

¿Qué son los futuros de dólar?

Empecemos por definir que es un “Futuro” en el ámbito financiero. Los Futuros son contratos en los que las partes, se comprometen a realizar una compra o venta en una fecha futura en el tiempo pero a un precio determinado al inicio de la operación. 

 

Los Futuros son contratos en los que las partes, se comprometen a realizar una compra o venta en una fecha futura en el tiempo pero a un precio determinado al inicio de la operación.

Los Futuros tienen como finalidad fijar anticipadamente el precio de un activo subyacente, en nuestro caso de análisis sería el precio del dólar (“oficial”).

 

Estos contratos pueden ser con entrega física del subyacente o no. Un ejemplo de contrato con entrega física son los de Soja Cámara de Rosario. El futuro de dólar es sin entrega física, es decir, nunca recibimos el billete de dólar. Todos los futuros que podemos operar a través de la plataforma de Bull Market son sin entrega física.

 

Ahora bien, respecto a los futuros de dólar, si nunca vamos a recibir el billete, el interrogante que surge es ¿Qué recibimos por operarlos? En los futuros de dólar sólo se compensan las ganancias o pérdidas diarias contra el tipo de cambio oficial, esto quiere decir, que si hoy obtenemos una ganancia, al cierre del día nos la acreditan en la cuenta comitente y en caso de haber sufrido una pérdida, nos debitan el importe correspondiente.

 

El monto mínimo a operar en los contratos de dólar, es de 1 contrato, equivalente a USD 1.000. También existen los contratos de dólar mayorista, en los que se debe comprar un mínimo de 1.000 contratos, es decir, el equivalente a USD 1.000.000, estos son los que operan los inversores institucionales.

 

El futuro de dólar nos sirve para garantizar hoy el precio al que se comprará el dólar en un momento futuro, de forma de tener cobertura ante una devaluación. Además se opera con un alto grado de apalancamiento, ya que sólo se integra dinero al inicio como margen de garantía.

 

Si se busca cobertura ante una suba del dólar: COMPRA de dólar futuro.

 

Si se busca cobertura ante una baja del dólar: VENTA de dólar futuro.

 

¿Por qué se recomienda como cobertura? 

Actualmente los futuros de agosto están en torno a los $141,6 y la correspondiente a septiembre en $151,9, lo que refiere que tienen tasas nominales implícitas de 84,5% y 89,4%. Cada postura vence el último día hábil de cada mes y su ajuste se realiza contra el Tipo de Cambio de Referencia Comunicación "A" 3500 (Mayorista), hoy en $129,6.

 

Sin embargo, como todo inversor sabe, no es recomendable poner todo el dinero en el mismo instrumento y se debe pensar en una cartera integrada y diversificada que pueda cubrirnos de la mayor parte del riesgo, obteniendo el mejor beneficio posible.

 

TSA Bursátil sugiere distribuir el capital disponible del siguiente modo: "25% en LEDES de igual vencimiento que la posición de Rofex; 25% en plazos fijos al 50% TNA; y el 50% restante distribuidos en cauciones y FCI Money Market, con un rendimiento promedio de 39/40%" .

 

Una vez armada la estrategia, “si se proyecta la devaluación oficial acumulada del año en torno al 47% y se compara con los niveles de las tasas implícitas del mercado de futuros de Rofex y el rendimiento de la cartera sugerida para tal fin, aún así se obtendría una diferencia positiva cercana al 1 o 2% como resultado total de la operación”.

 

"Es importante resaltar que la cobertura no debe ser analizada en términos de ganancias o pérdidas, sino como la decisión de disminuir al máximo el riesgo al cual se está expuesto". A modo ilustrativo, explican, sería como pagar el seguro del auto todos los meses: “Si el titular no sufre un accidente, no lamentará haber pagado. La estrategia de cobertura con futuros funciona de igual manera”, señalan desde la entidad.

 

Por lo tanto, para ganar certeza ante un contexto con incertidumbre, tanto en precios de las variables mencionadas como en regulaciones sobre algunas operaciones, TSA Bursátil recomienda utilizar algunas de las estrategias de coberturas que ofrece el Mercado de Capitales.