Finanzas personales|19 de agosto de 2021

Así vas a poder saber si conviene o no endeudarte

A través de una sencilla fórmula, cualquier persona podrá determinar si obtener un crédito es una buena alternativa o no.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Uno de los principios fundamentales de las finanzas personales dicta que hay que tener un estricto control sobre las deudas. A pesar de que puede parecer atractivo el hecho de pedir dinero prestado para consumir bienes o servicios a los que no podríamos acceder con el capital actual, lo cierto es que, con una mala gestión, en el largo plazo este endeudamiento puede resultar completamente destructivo.

 

Afortunadamente, existe una simple fórmula para poder calcular rápida y sencillamente si nos encontramos en una holgada situación económica y podemos tomar una deuda o, por el contrario, debemos replantear la estrategia y acomodar las ingresos y egresos para no sufrir graves consecuencias.

 

Cómo determinar el nivel de deudas

Para conocer el nivel de deudas, solo hay que dividir el total de gastos mensuales por los ingresos brutos del mismo periodo y multiplicar por cien el resultado. Por ejemplo, si obtenemos $100.000 brutos por mes y tenemos deudas por $30.000, nuestro nivel de deudas será del 30% (30.000 / 100.000 x 100).

 

Al conseguir el resultado, solo hay que verificar la situación en la que nos encontramos de acuerdo a lo establecido por los especialistas en finanzas personales:

 

  • 10% de deuda: situación sana. Podemos continuar adquiriendo deuda de manera controlada.
  • 20% de deuda: aunque la cifra se duplica, seguimos estando en una correcta posición económica.
  • 36% de deuda: el límite determinado por los expertos. A partir de este momento, la deuda comienza a resultar un problema.
  • 40% de deuda: la toma de un préstamo debería replantearse.
  • 50% de deuda o más: mala situación financiera. Es necesario reducir los gastos y deudas presentes.