Oro|26 de mayo de 2021

El oro volvió a superar los 1.900 dólares

Luego de un primer trimestre negativo para el precio del metal, la tendencia ha cambiado durante las últimas semanas y el activo se encamina a los máximos que registró durante el 2020.

Por Ezequiel Riva Roure

 

A pesar de que una gran cantidad de analistas financieros esperaban un alza en su precio debido a las políticas acomodaticias por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, el oro registró una importante corrección desde su record en agosto del año pasado y llegó a perder más de un 19% de su valor.

 

Sin embargo, desde el piso establecido a fines de marzo, el metal amarillo se revalorizó hasta un 14% para llegar a negociarse en los 1913 dólares por onza en el mejor momento de la jornada del miércoles.

 

Uno de los principales argumentos detrás de esta subida se explica por los temores relacionados a la inflación que enfrenta la economía norteamericana.

 

El Índice de Precios al Consumidor de Estados Unidos subió un 0,8% en abril, dato que fue muy superior a las expectativas de los analistas, que lo estimaban en un 0,2%. A su vez, la inflación interanual de la economía estadounidense se ubicó en un 4,2%, ubicándose muy por encima del objetivo a largo plazo del 2% que tiene la Fed.

 

Históricamente, el oro siempre fue visto por la comunidad inversora como un refugio de valor en las crisis económicas y sobre todo en los períodos de alta inflación. Por lo tanto, luego de conocerse la suba de los precios en el país del norte, una gran cantidad de inversores se inclinó a comprar el metal para resguardarse de las presiones inflacionarias.

 

En contrapartida con el impulso alcista del oro en los últimos dos meses, el Índice del Dólar (DXY), que compara a la divisa estadounidense con el euro, la libra esterlina, el yen japonés y otras monedas duras, bajó un 4,5% para ubicarse en el nivel de las 89,53 unidades, su segundo punto más bajo desde abril de 2018.

 

A pesar del rebote al alza del metal, lo cierto es que el desempeño de este activo en lo que va del 2021 está siendo prácticamente plano. Desde enero hasta ahora, el oro apenas subió un 1,05%.

 

Aunque los analistas sean optimistas con esta materia prima de cara al resto del año, será un gran desafío superar el gran retorno que obtuvo en el 2020,  año en el que subió más de un 25%.

 

Las acciones de Barrick Gold subieron un 31% en tres meses

En sintonía con el rebote del oro, los títulos de la minera canadiense también se están recuperando de la gran corrección que sufrió desde mediados de agosto.

 

Actualmente, las acciones de Barrick Gold (NYSE:GOLD) se comercializan en el nivel de los 24,60 dólares, lo que implica una suba de más del 31% desde el piso de US$18,64 que llegó a marcar en febrero de este año.

 

¿Cómo invertir en Barrick Gold desde Argentina?

Para las personas interesadas en invertir en esta compañía,  lo único que deben hacer es abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa como lo es Bull Market Brokers. Luego de transferir dinero a su cuenta, podrán comprar el Cedear de Barrick Gold, que se encuentra con el ticker (BYMA: GOLD).

 

Desde que empezó el 2021, el Cedear de la empresa se revalorizó un 21,50% en pesos argentinos, pasando de los 3335 pesos hasta los $4052.