MERVALWall Street|26 de abril de 2022

El Merval sufre la incertidumbre global y cierra la jornada a la baja

El Merval cae más de un punto mientras que el dólar vuelve a subir bruscamente en la jornada del martes.

Por redacción

 

Mercado Local

El índice Merval finaliza el día a la baja en -1.73%.

 

Lo mejor de la rueda fue para Comercial del plata (COME) y Transportadora de gas del Sur (TGSU2), que aumentan un 5,76% y 2,22% respectivamente.

 

Las más golpeadas de la jornada fueron YPF(YPFD) y Telecom (TECO2) con rendimientos de -2,82 % y -2,37% respectivamente.

 

Bonos

Por su lado, la curva de bonos soberanos cerraron a la baja en argentina y los ley extrajera también terminaron a la baja. Por el lado de la curva CER, también se pueden observar un cierre mixto para los títulos que ajustan al coeficiente de referencia. El BCRA terminó la rueda con saldo positivo, comprando USD 15 millones de dólares.

 

Dólar

Por el lado del mercado cambiario, el dólar contado con liquidación cerró en $ 215.13, mientras que el MEP finalizó la jornada en $212.37. El dólar blue volvió a subir y terminó el día en $212,5 para la venta. A su vez, el Riesgo País cerró al alza en 0,98% y se encuentra en los 1.738 puntos.

 

Internacional

El S&P 500 cayó el martes liderado por el sector tecnológico, el cuál sufrió una fuerte liquidación pocas horas antes de que Microsoft y Google presenten sus resultados trimestrales.

 

Por su lado, Microsoft y Alphabet cayeron más de un 2 % antes del cierre de mercado, ya que al parecer, los inversores no están dispuestos a quedarse para averiguar si las ganancias ayudarán a estabilizar el mercado en general. Apple y Meta también sufrieron pérdidas, mientras que Amazon lideró la caída, con una baja de más del 3%.

 

Las acciones de chips también se sumaron a la debilidad en el sector tecnológico en general, con AMD y Nvidia cayendo más del 4%, ya que los inversores valoran la posibilidad de interrupciones en la cadena de suministro tras el aumento de los casos de Covid-19 en China.

 

Mientras tanto, los rendimientos del Tesoro continuaron valorando la perspectiva de riesgo de una desaceleración en el crecimiento global, en un momento en que la guerra entre Rusia y Ucrania ha vuelto a ser el centro de atención. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, dijo que si Estados Unidos y sus aliados continúan proporcionando armas a Ucrania, existe el riesgo de que la guerra se convierta en un conflicto más amplio con las naciones de la OTAN.

 

General Electric, un papel protagonista del índice Dow, se desplomó más de un 10% después de presentar resultados, los cuáles fueron en general buenos pero sus directores no mostraron la suficiente confianza en la presentación. Su presidente ejecutivo, Lawrence Culp, dijo que la compañía está "tendiendo hacia el extremo inferior" de su guía proporcionada en enero, citando las presiones inflacionarias y la guerra en Ucrania.

 

Por su lado, el sector energético se opuso a la tendencia más amplia a la baja, ya que los precios del petróleo volvieron a subir por encima de los 100 dólares el barril, ya que los temores sobre la demanda disminuyeron un poco después de que China dijera que apoyaría la economía a medida que se avecina otro bloqueo. La ola de ganancias hasta el momento no ha logrado impresionar a los inversionistas, ya que la inflación ha pasado de ser un viento a favor para las acciones a un viento en contra, presionando las expectativas sobre las ganancias futuras.