Plazo Fijo|03 de agosto de 2022

Plazo fijo vs. plazo fijo UVA: ¿Cuál elegir?

Con el reciente aumento de tasas de interés para plazos fijos, muchos ahorristas se preguntan si es suficiente para ganarle a la inflación.

Por Francisco Cotti

 

Uno de los instrumentos de inversión más elegidos por los argentinos es y ha sido desde siempre el plazo fijo, una alternativa de inversión de bajo riesgo, muy sencillo de hacer y bastante seguro. Sin embargo, es importante reconocer que son pocos los meses de los últimos años en los que el plazo fijo realmente ha tenido un rendimiento real positivo, es decir, por encima de la inflación.

 

Ante este contexto, el Banco Central (BCRA) implemento un nuevo instrumento conocido como plazo fijo UVA, una buena opción para proteger al ahorrista de la inflación. UVA es la Unidad de Valor Adquisitivo actualizable por CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) la cual se actualiza diariamente.

 

El tiempo de colación mínimo de este instrumento es de 90 días, diferente a los 30 días del tradicional, y periodo en el cual los ahorristas reciben la tasa de interés equivalente a la inflación que informa el Indec más una tasa anual de 1%.. Aunque también existe el plazo fijo UVA precancelable y si el ahorrista decidiera retirar su depósito antes de cumplir los 90 días, el plazo fijo pagaría una tasa del 56% anual en lugar del ajuste por inflación.

 

En cuanto al plazo fijo tradicional, como muchos ya conocen, la tasa que se paga es mensual y fija según lo acordado al inicial el periodo. Con la nueva suba de tasas de intereses dispuesta por el BCRA, la misma paso de 52% a 60%. 

 

En el caso de los depósitos de hasta 10 millones de pesos hechos por personas físicas, la tasa nominal anual (TNA) pasará a ser del 61% para las colocaciones a 30 días, lo que representa un rendimiento mensual de 5,05% y un rendimiento anual efectivo (TEA) del 81,3%

 

Ante esta situación, muchos ahorristas vuelven a preguntarse si les conviene colocar sus ahorros en un plazo fijo tradicional o uno que ajusta por inflación, como el UVA.

 

Conclusión

La realidad es que para tomar esta decisión, deberíamos tener en cuenta una serie de factores importantes como el periodo de inversión y el ahorrista deberá preguntarse si va a necesitar de dicho dinero en los próximos 3 meses. Según analistas privados, se estima que la tasa de inflación de julio se ubique cercana al 8% y en agosto no bajaría del 7%, por lo que si tenemos en cuenta estos datos, el plazo fijo tradicional estaría perdiendo aproximadamente un 2,5% frente a la inflación y un 3,5% frente al plazo fijo UVA. 

 

Esto significa que mientras el gobierno no pueda controlar la inflación y realizar cambios estructurales más grandes que modifiquen la inercia del corto plazo, los plazos fijos UVA siguen manteniendo su atractivo de cobertura al adaptarse mejor a la realidad del país.