Bonos|25 de julio de 2022

Los bonos ya descuentan una recesión

Así lo cree Bob Michele, director de inversiones de JP Morgan Asset Management, quien estima una probabilidad del 75% de que haya una recesión en los próximos 18 meses.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Los precios de los activos financieros suelen anticiparse a los eventos económicos. En este marco, Bob Michele, director de inversiones de JP Morgan Asset Management, afirmó que los bonos estadounidenses ya están descontando una recesión.

 

En concreto, el veterano de Wall Street recalcó que predice una probabilidad de alrededor del 75% de que se produzca este fenómeno en Estados Unidos durante los próximos 18 meses, y comentó que el mercado ya lo sabe.

 

"Los clientes están regresando al mercado de bonos, especialmente los bonos corporativos", dijo Michele. "Es porque han renovado la confianza en los bancos centrales", agregó.

 

Además, sostuvo que el mercado "ahora está valorando de manera justa el lugar al que creen que debería ir la Fed. Y la Fed está sincronizada con eso". "Estamos hablando de una tasa de fondos de la Fed de alrededor del 3,5% al ​​final del año", pronosticó.

 

Por su parte, Erin Browne, gerente de cartera en Pacific Investment Management, detalló que "el mercado está valorando básicamente el crecimiento estancado". "Creo que va a ser un crecimiento negativo", reveló.

 

No obstante, Jason Furman, economista de Harvard y exasesor económico presidencial de Barack Obama, analizó el panorama económico y explicó que cree que podría no existir una recesión en Estados Unidos tal como se cree.

 

En primer lugar, el especialista hizo referencia a la actual volatilidad bursátil que está asustando a muchos participantes del mercadopor las bruscas caídas. En este sentido, detalló: "Una cosa que atraviesa toda la economía son las tasas de interés. Y las tasas de interés han subido increíblemente rápido debido a lo que ya ha hecho la Fed y a lo que se espera que siga haciendo""Cuando las tasas de interés suben, se vuelve más atractivo para los inversionistas mover su dinero a bonos y sacarlo de acciones, y eso hace que las acciones caigan", agregó.

 

Posteriormente, comentó creer que podría no haber recesión porque los consumidores son el factor más importante para que exista este fenómeno, y los mismos están en una sólida posición financiera"Los consumidores han visto caer su salario ajustado a la inflación, pero han sostenido su consumo echando mano de sus ahorros. ¿Cuánto tiempo podrán seguir haciendo eso? Cuánto tiempo querrán seguir haciendo eso es probablemente el factor más importante para determinar si la economía entra en recesión este año", explicó.

 

Y añadió: "Estoy relativamente despreocupado por una recesión durante el próximo año porque el gasto del consumidor ha seguido siendo muy fuerte, y los consumidores tienen alrededor de USD 2,3 billones de ahorro en exceso que acumularon durante la pandemia que aún podrían gastar en los próximos dos años".