Empresas|21 de septiembre de 2022

Meta sufre un revés antimonopolio en la Unión Europea

La unión Europeo continua con su lucha antimonopolios y en esta ocasión, la investigación se centra nuevamente en Meta.

Por Francisco Cotti

 

Facebook, empresa de Meta Platforms Inc (NASDAQ:META), ha sufrido un revés en su impugnación judicial de la Unión Europea respecto a una decisión antimonopolio alemana que exigía una revisión del modelo comercial del gigante de las redes sociales.

 

La noticia se da luego de que Google, Alphabet Inc (NASDAQ:GOOG),  sufria su segundo ataque en Europa en menos de un año cuando el tribunal supremo de la UE acordó con los reguladores antimonopolio del bloque una multa histórica de USD 4.300 millones de euros para el gigante tecnológico, por abusar de su influencia.

 

Las autoridades de competencia están investigando a Meta porque los presuntos abusos de una posición dominante están justificados al considerar otras reglas, como el Reglamento General de Protección de Datos de la UE, según afirma un asesor del tribunal superior del bloque en una opinión no vinculante, tal y como informa Bloomberg.

 

La investigación de la Comisión se refiere a un acuerdo de septiembre de 2018, que Google denominó Jedi Blue, entre Google y Meta para la participación de Meta's Audience Network en el programa Open Bidding de Google. A la Comisión le preocupa que el acuerdo pueda formar parte de los esfuerzos para excluir los servicios de tecnología publicitaria que compiten con el programa Open Bidding de Google y, por lo tanto, restringir o distorsionar la competencia en los mercados de publicidad gráfica en línea, en detrimento de los editores y, en última instancia, de los consumidores.

 

La opinión no vinculante, si finalmente es seguida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), podría alentar al ejecutor alemán y sus pares en otros países de la UE a ampliar su escrutinio de las Big Tech en función de las reglas de privacidad.

 

Meta también está en el punto de mira del organismo de control alemán por vincular sus productos de realidad virtual Oculus con la red social y la plataforma. El RGPD de la UE otorgó a los organismos de control de datos poderes de multa sin precedentes y convirtió a esas autoridades, para las empresas que tienen su sede en la UE, en el principal supervisor sobre ellas.