Campo|11 de mayo de 2022

Respiro cambiario: el campo ya ingresó más de USD 1.400 millones

De continuar con esta tendencia, mayo terminaría con ingresos de USD 4.000 millones, aproximadamente.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) podría tener un ligero suspiro este mes, ya que los dólares por la cosecha de soja están comenzando a llegar. En esta primera semana de mayo, el campo ya ingresó alrededor de USD 1.400 millones, y el total podría superar los USD 4.000 millones de continuar con este ritmo.

 

De acuerdo a las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en junio, el agro liquidaría otros USD 3.800 millones y en julio, alrededor de USD 4.000 millones. De esta forma, la economía recibiría poco más de USD 11.800 millones, lo que representaría un incremento del 15% frente al mismo periodo del año anterior.

 

Además, la entidad financiera remarcó esperar un total de USD 42.000 millones de liquidación en todo el 2022. En tanto, desde la Fundación Mediterránea proyectan USD 51.000 millones porque suman los envíos de carne vacuna y maní, entre otros sectores.

 

El principal motivo del crecimiento en las liquidaciones se debe a la suba de los precios internacionales de los commodities. Recientemente, la soja subió de forma brusca y cerró a un paso de alcanzar su récord histórico del 2012, cuando se negoció por unas horas a USD 650,74.

 

Según Agrofy News, el precio más alto de la historia de la comercialización de la soja se produjo en agosto del 2012, cuando la soja alcanzó un valor de USD 657 la tonelada, por lo que estamos ante un momento histórico en el que el precio podría superar por primera vez dichos valores.

 

La corredora de granos Granar explicó que las ganancias estuvieron relacionadas principalmente con "las nuevas compras chinas de grano estadounidense, cuando lo usual por el momento del año sería ver a la demanda concentrada sobre la soja brasileña". Además, a esto se le suma "la fuerte demanda que existe en el mercado de aceite de soja y el optimismo sobre la demanda para exportación de la semilla oleaginosa en Estados Unidos".

 

Por su parte, el maíz también se revalorizó como consecuencia de que "los pronósticos de tiempo seco para el centro y el noroeste de Brasil comienzan a preocupar a los operadores por el posible perjuicio que tales condiciones podrían ocasionar sobre la segunda cosecha en el segundo proveedor mundial", según señalan los expertos.

 

Sin embargo, el trigo no avanzó al mismo ritmo, ya que "el anuncio del gobierno ruso en cuanto a haber entregado una nueva propuesta de acuerdo de paz al gobierno de Ucrania impulsó a los fondos de inversión a ejecutar ventas y a retirar ganancias", señalaron desde Granar.