Wall Street|22 de septiembre de 2022

Ray Dalio alerta: Acciones y bonos caerán más

Según la estimación de Dalio, la Fed debe continuar elevando sustancialmente los tipo de interés si espera tener éxito en controlar la inflación. Debido a esto y a otros factores como la guerra en curso en Ucrania, Dalio anticipa que las acciones y los bonos seguirán sufriendo a medida que la economía estadounidense probablemente caiga en recesión en 2023 ó 2024.

Por Adrián Roque Moreno

Redactor. Economista.

 

El fundador de Bridgewater Associates, Ray Dalio, ha lanzado una advertencia para cualquiera que todavía tenga la esperanza de que los precios de los activos que siguen cayendo pronto dejarán de hacerlo.

 

Según la estimación de Dalio, la Fed debe continuar elevando sustancialmente los tipo de interés si espera tener éxito en controlar la inflación. Debido a esto y a otros factores como la guerra en curso en Ucrania, Dalio anticipa que las acciones y los bonos seguirán sufriendo a medida que la economía estadounidense probablemente caiga en recesión en 2023 ó 2024.

 

“En este momento, estamos muy cerca de un 0% anual. Creo que va a empeorar en 2023 y 2024, lo que tiene implicaciones para las elecciones”, explica Dalio, en una entrevista con MarketWatch.

 

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha prometido que el banco central hará todo lo que esté a su alcance para frenar la inflación, incluso si colapsa los mercados y la economía en el proceso. Pero para lograr esto, Dalio cree que la Fed debe aumentar los tipos de interés de referencia entre el 4% y el 5%. 

 

“Necesitan tipos de interés (tasas cortas y largas) hasta cerca del 4,5%, y podría ser incluso más alto que este nivel”, apunta Dalio. Porque la única forma en que la Fed puede combatir con éxito la inflación es repartiendo "dolor económico".

 

Bonos

Si bien Dalio dijo que espera que las acciones sufran más pérdidas, señaló que el mercado de bonos es un área particular de preocupación.

 

El problema, como lo ve Dalio, es que la Fed ya no está monetizando la deuda emitida por el gobierno federal. En septiembre, la Fed planea duplicar el ritmo al que los bonos del Tesoro e hipotecarios saldrán del balance del banco central.

 

“¿Quién va a comprar esos bonos?” pregunta Dalio, antes de señalar que el banco central chino y los fondos de pensiones de todo el mundo ahora están menos motivados para comprar, en parte porque el rendimiento real que ofrecen los bonos cuando se ajustan a la inflación se ha reducido sustancialmente.

 

Cuando se le pregunta si "el efectivo sigue siendo basura", un comentario característico que Dalio ha repetido en varias ocasiones, dice que tener efectivo sigue siendo "una inversión basura" porque las tasas de interés aún no son lo suficientemente altas como para compensar por completo el impacto de la inflación. Sin embargo, la verdadera utilidad del efectivo depende de “cómo se compara con otros”.

 

“Estamos en este modo de ‘reducir los activos financieros’”, concluye Dalio.