Petróleo|10 de mayo de 2022

El petróleo cayó por debajo de USD 100 por el miedo a una reducción de la demanda

Los cierres en China y los riesgos de recesión atentan contra el crecimiento del commodity.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Luego de más de dos semanas, el precio del petróleo volvió a perforar a la baja la barrera de los USD 100 en medio de un contexto de incertidumbre por la potencial caída de la demanda.

 

Tras marcar un máximo de alrededor de USD 129 por barril en marzo, cuando la guerra de Rusia y Ucrania recién comenzaba, el petróleo comenzó a bajar a un ritmo esperanzador. Y ahora la tendencia se acelera por los cierres de China.

 

Recientemente, los principales funcionarios chinos se comprometieron a combatir el coronavirus ferozmente, sin importar las consecuencias económicas y obviando las promesas anteriores de no hacerlo. Para los especialistas del sector, "la economía apenas se mencionó en la reunión".

 

Como resultado, se estima que la demanda del país asiático se reducirá, por lo que se perdería fuerza alcista en la cotización del combustible.

 

Por otro lado, la creciente inflación que obligó a los bancos centrales a aumentar las tasas de interés y las consecuencias de los cambios de la política monetaria también impactan en el precio del petróleo, ya que se descuenta un escenario de recesión.

 

"La combinación de los bloqueos relacionados con COVID en China y los aumentos de las tasas de interés en todo el mundo para combatir la inflación puso a los inversores en acciones a la defensiva, fortaleció al dólar y aumentó significativamente las preocupaciones sobre la desaceleración económica", remarcó Tamas Varga, de PVM Oil Associates.

 

De seguir a este ritmo, el panorama económico de los próximos años sería más positivo, ya que JP Morgan proyectó que un aumento de precio hasta los USD 150 detendría la expansión global y haría que la inflación creciera hasta más del 7%, más del triple de lo previsto por la mayoría de los responsables de la política monetaria.

 

A mitad de enero, las previsiones de Bloomberg dictaban que una suba del petróleo hasta los USD 100 por barril podría causar un 0,5% más de inflación en Estados Unidos y Europa en la segunda mitad del año, por el retardo que existe entre la causa de la inflación y su efecto en la economía real.

 

En cuanto al crecimiento económico, Mark Zandi, economista jefe en Moody´s, explicó que, por cada aumento de USD 10 del barril, se reduce 0,1% la expansión de la economía internacional al año siguiente.