Inversión|24 de noviembre de 2021

Billions: Los mejores consejos de Bobby Axelrod

La serie estadounidense Billions se transformó en una de las ficciones más vistas y aclamadas de los últimos años. 

Por Leandro Rampoldi

 

La historia del cine y las series está repleta de ficciones relacionadas al mundo de las finanzas. 

 

Wall Street (1998), Rogue Trader (1999), El lobo de Wall Street (2014), La gran apuesta (2015), Becoming Warren Buffet (2017), entre otras, son algunas de las historias que se destacan para los amantes de las inversiones y el mundo bursátil. 

 

Sin embargo, en la era de las plataformas de streaming y el On Demand, la serie estadounidense Billions se transformó en una de las ficciones más vistas y aclamadas de los últimos años.

 

La ficción, que despertó gran fanatismo entre el público del ámbito bursátil y económico, trata sobre la vida de un gestor de fondos y su lucha contra la justicia norteamericana, la cual es encarnda por un despiadado y ambicioso fiscal. 

 

 

 

Uno de los puntos más destacados de la serie es el personaje de Bobby Axelrod (Damian Lewis), empresario multimillonario que, además de manejar el fondo de cobertura de AXE Capital, logró toda su fortuna gracias un arriesgado movimiento financiero luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

 

Las mejores enseñanzas financieras de Billions

1. Plan de inversión

 

Para el protagonista, quien se muestra como un inversor estrella que entiende los mercados como pocos, es de extrema importancia tener un plan de inversión y apegarse al mismo desde el minuto uno. Axelrod no selecciona sus acciones al azar, sino que, por el contrario, sigue un plan de acción metódico para no incurrir en errores de principiante. 

 

2. Marca Personal

 

Como si se tratara de un defensor haciendo marca personal a un futbolista estrella, el protagonista de Billions se muestra como un inversor que sigue muy de cerca, como si fuera un perro de caza, el valor de las acciones. Esto es determinantes para saber qué es lo que está pasando en el mundo de las inversiones, en qué y cómo se está invirtiendo. 

 

3. No siempre se gana

 

El dueño de AXE Capital enseña desde su profesión que no siempre se puede ganar, todos los inversores deben aceptar que perder en el terreno de las inversiones es algo que puede ocurrir, es una posibilidad latente. Hay que dejar de lado las emociones y hay que saber cuándo terminar una operación, soldado que huye, sirve para otra guerra.