Inversión|09 de febrero de 2021

Warren Buffett: ¿Sirve la amplia diversificación?

"No hay tantas empresas maravillosas en este mundo como para perderte de invertir fuerte en ellas"

Por Facundo Velastiquí

 

En una conferencia brindada en la reunión anual de inversores de Berkshire Hathaway, una persona le preguntó a Waren Buffett y Charlie Munger sobre la composición de su portfolio de inversión. Esta persona, Marke Hake, le consultó específicamente a Buffet porque su porfolio tenía varias anuales tan importantes, estando en algunos años conformado por cincuenta acciones distintas y en otros años tan solo por tres acciones nada más.

 

Antes de analizar la respuesta brindada por Warren y Charlie, podemos hacer una suposición primaria y deducir que la cartera formada por cincuenta acciones es considerablemente más “segura” que la conformada por tres acciones únicamente. Al menos una gran parte del mercado puede opinar eso.

 

Sin embargo, la respuesta de Buffett y Munger fue distinta, al punto de abrir un gran debate.

 

Antes de dar su respuesta categórica, Warren dividió en dos el enfoque que se debería tener, siendo por un lado un inversor amateur y por otro lado un inversor profesional. Para este primer caso, Buffet aconsejó lo siguiente:

 

 

"Si no eres un inversor profesional, [...], creo en la diversificación extrema. Creo que el 98-99%, quizá más del 99% de inversores deberían diversificar ampliamente y no operar. Eso lleva a un fondo indexado con comisiones bajas"

 

 

Hasta acá considero que todos estamos de acuerdo. Ahora viene lo interesante ¿Qué se debería hacer si ya se es un inversor con experiencia en el mercado? Esto opina Buffett:

 

 

"Si quieres darle intensidad y entrar a evaluar empresas, [...], creo que la diversificación excesiva es un error terrible.

 

 

Si realmente conoces los negocios, probablemente no deberías de tener más de 6 inversiones"

 

Luego agrega:

 

 

"Si puedes identificar 6 empresas maravillosas, esa es toda la diversificación que necesitas y vas a ganar un montón de dinero."

 

 

Interesante punto de vista y, muy posiblemente, poco esperado por el considerado el mejor inversor del mundo.

 

Charlie Munger no se quedó atrás y dio su opinión al respecto. Para Munger, en el primer caso en que quien invierte es una persona que recién comienza a invertir o aún es un inversor amateur, la amplia diversificación es una gran herramienta para protegerse contra la ignorancia. Y sobre todo, considera que es elemental que todo inversor lo haga cuando recién empieza.

 

Pero para el caso de cuando se es un inversor con basta experiencia, su opinión es distinta:

 

 

“Más vale saber mucho de unas pocas empresas que saber un poco de muchas empresas”.

 

 

Munger nos dice que una de las cosas más notables que tienen los inversores de éxito es que “apuestan” muy pocas veces. Es muy simple. Prácticamente nadie tiene un talento para saberlo todo acerca de todo todo el tiempo, pero ocurre que a través del duro trabajo y dedicación al análisis de una compañía, en ocasiones podemos encontrar una clara oportunidad (una compañía con potencial a precios bajos). Los inversores sabios e inteligentes apuestan muy fuerte cuando se encuentran con esa oportunidad, y el resto del tiempo, sencillamente no están apostando.

 

 

“La idea de la diversificación en exceso es una locura.”

 

 

La diversificación en exceso, según Munger, por regla general incluye la inversión en empresas promedio, por lo que sólo nos garantiza resultados promedio. 

 

Munger y Buffett aseguran que el número de empresas que se deben tener en propiedad para reducir el riesgo de cartera dentro de una diversificación coherente sería de 10 acciones como máximo. Incluso esto también podemos verlo al leer las enseñanzas de Benjamin Graham, quien  hablaba de que había que tener entre 10 y 30 acciones de empresas, aunque según la historia de Graham, el año que más diversificó fue el año que entró en pérdidas, ya que muchas de sus acciones promedio incluidas por la necesidad de diversificación ante una situación de crisis, restaron prácticamente todos los beneficios a las grandes compañías que Graham tenía en cartera.

 

Hay un consejo de Warren Buffett que me encanta:

 


“No hay tantas empresas maravillosas, y el hecho de tener 30 o 40 empresas en tu porfolio, te lleva a repartir dinero entre todas y renunciar a apostar fuerte en 4 o 5 empresas super maravillosas.”

 

 

“Tres maravillosos negocios es todo lo que necesitas para hacerlo bien, las grandes fortunas de este país no se lograron con una cartera de 50 empresas, sino con alguien que se identificó con empresas maravillosas y apostó por ellas.”