Wall Street|10 de junio de 2022

Por qué el fondo de Ray Dalio apuesta en contra de los bonos

Su director de Inversiones reveló que Bridgewater Associates abrió apuestas en contra de la deuda corporativa de Estados Unidos y Europa.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

En diálogo con el Financial Times, Greg Jensen, director de Inversiones de Bridgewater Associates, el fondo de cobertura del multimillonario Ray Dalio, reveló que abrieron apuestas contra la deuda corporativa de Estados Unidos y Europa.

 

Según sus declaraciones, la estrategia se basa en la opinión de que la inflación será mucho más feroz que la anticipada por la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), lo que eventualmente obligará a la entidad monetaria a acelerar el ritmo de suba de tasas de interés.

 

Como consecuencia, la economía colapsaría y arrastraría a las empresas más débiles, ya que las tasas más altas incrementan los costos de endeudamiento tanto para las corporaciones como para los consumidores, lo que dificulta la obtención de financiamiento por parte de las empresas y, por ende, afecta al precio de sus bonos.

 

Ya en otras ocasiones, el propio Ray Dalio enfatizó en que estamos en un modo de ajuste monetario que puede provocar correcciones o movimientos a la baja en muchos activos financieros, tanto de renta fija como de renta variable.

 

"El dolor de eso será grande y obligará a los bancos centrales a relajarse nuevamente, probablemente en algún momento cercano a las próximas elecciones presidenciales en 2024", expresó Dalio haciendo referencia a que los bancos centrales tendrán que bajar nuevamente las tasas para equilibrar la economía.

 

Posteriormente, el famoso inversor insistió en que la suba de precios de la economía real por el exceso de emisión monetaria "es una situación de inflación estructural que va a producir estanflación". Es importante recordar que este fenómeno se da cuando la inflación sube, pero hay una caída económica.

 

Según Ray Dalio, este contexto, sumado a déficits corporativos y gubernamentales, altos impuestos y grandes brechas de riqueza y valores, está llevando a Estados Unidos a entrar en una guerra civil sumamente devastadora. Estas características presentes en todas las grandes crisis "conducen a algún tipo de lucha por el control que es una guerra civil, aunque estas luchas pueden ser más o menos violentas".

 

"En particular, cuando eso sucede al mismo tiempo que hay potencias extranjeras que se están volviendo lo suficientemente fuertes como para desafiar a la principal potencia mundial que se enfrenta a esta dinámica de guerra civil, es un período especialmente arriesgado. Ese es el período en el que creo que estamos ahora", sentenció el inversor y empresario.