Wall Street|15 de septiembre de 2021

La FED se prepara para el Tappering: Qué hacer con los Cedears

¿Una crisis en Nueva York?

Por Research de Bull Market Brokers


El mercado americano desde hace meses está con valuaciones altas, con métricas como el P/E fwd entre 24 y 30 según el sector del benchmark del mercado, valores históricamente altos y que presagian algún shock o trimestres de estancamiento esperando que las ganancias vayan reduciendo los excesos. Pero la situación podría cambiar abruptamente.

 

La principal amenaza es del frente fiscal y monetario. El fiscal ante una inminente suba de impuestos que afectaría la recompra de acciones por parte de las empresas con una tasa especial de 2%, las ganancias con una suba de la tasa corporativa de 21.5 a 26.5% y las subas regionales como las del Estado de Nueva York que taxaría a las empresas en su jurisdicción en otro 2%. Esto haría por ejemplo que en Nueva York las empresas pagaran hasta 66% en impuestos.

 

Esto afecta la razón principal que hace subir al mercado, la YIELD de los rendimientos + la recompra de las acciones. Algo que en 2016 rendía el 6% y ahora el 2.8%. Un impuesto haría bajar aún más ese rendimiento, encareciendo sistémicamente al mercado.

Todo esto dentro de un panorama de restricción pautada de la FED entre noviembre de 2021 y julio de 2022, que bancos como Goldman estiman duraría el Tappering de retiro de estímulos. Los estímulos actuales equivalen a 80 mil millones de dólares semanales. Ese retiro podría generar en un mercado sobrevaluado algún tipo de ajuste repentino.

 

Históricamente septiembre y octubre han sido meses críticos para el mercado. Existen muchos motivos, pero hay principalmente dos. El cierre fiscal con reseñas de los próximos 12 meses (lo que esperan las empresas) y el "cuádruple embrujo" que ocurre una vez al año con el vencimiento de opciones y futuros sobre acciones e índices. Esto que ocurre históricamente en septiembre se lo asocia a la volatilidad.

 

Las empresas al generar una reseña sobre el último mes del año fiscal y una memoria, van a dar información de lo que esperan del mercado a futuro. Y esto genera siempre movimientos de cartera. El vencimiento de opciones y futuros también genera cambios en los flujos, porque es un vencimiento anual que si termina en un ejercicio genera una sobre-oferta de títulos.

 

Todas estas variables son motivos de precaución. Por eso sugerimos reducir exposición en CEDEARs al menos en 50% y migrar hacia otros instrumentos estables y que indexen el Dolar Mep. Por eso, sin importar el CEDEARs afectado, sugerimos bajar exposición y migrar hacia ONs corporativas que indexan a un MEP subsidiado por el BCRA.

Es importante recordar que esta estrategia requiere controlar el precio pagado en Pesos de la ON y qué cotización tiene en la paridad D, para conocer que tipo de cambio estoy pagando y evitar pagar un sobreprecio. Al cierre del 13 de septiembre el MEP fluctuaba entre 172 y 174. Por ejemplo en ONs como IRC9O con un precio de 19000 pesos y una cotización en IRC9D de 107.50 el MEP implícito es de 176.74, este es un dólar encarecido de 3 pesos. Debe evitarse tomar cobertura a cualquier precio.

 

*Informe elaborado por el equipo de Research de Bull Market Brokers.