Cómo la IA revolucionó la industria de servicios públicos | Dolarhoy.com
Wall Street|07 de junio de 2024

Cómo la IA revolucionó la industria de servicios públicos

En lo que va del año, el índice de servicios públicos del S&P 500 subió más de un 10%, ubicándose sólo por detrás de los servicios de comunicación y la tecnología de la información.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El sector de los servicios públicos es considerado por el mercado uno de los más aburridos, ya que es muy estable, está completamente regulado y no goza de nuevas empresas apareciendo constantemente. No obstante, la inteligencia artificial (IA) parece estar cambiando esta realidad.

 

Gigantes como Microsoft, Alphabet, Nvidia y AMD están generando una industria de IA que requiere de una gran inteligencia de software, pero también de una enorme capacidad eléctrica y de hardware para darles vida a los centros de datos necesarios para el desarrollo de esta nueva tecnología.

 

"Con la fiebre de la IA que está surgiendo acá, las compañías eléctricas son las que están vendiendo palas en esta fiebre del oro", comentó Sophie Karp, analista de acciones en KeyBanc, en diálogo con Yahoo Finance.

 

En lo que va del año, el índice de servicios públicos del S&P 500 subió más de un 10%, ubicándose sólo por detrás de los servicios de comunicación y la tecnología de la información. Y del S&P 500 general, la sociedad eléctrica Texas Vistra fue la tercera que más se revalorizó en el periodo (122%), siendo sólo superada por Nvidia y Super Micro Computer. En el cuarto puesto, se ubicó Constellation Energy, otra corporación de electricidad.

 

Crecimiento y potencial

Para Karp, a pesar del fuerte crecimiento bursátil, las valuaciones de las eléctricas todavía se mantienen en niveles históricamente atractivos debido a que las ganancias corporativas siguieron el ritmo.

 

A su vez, la ejecutiva remarcó que sólo es cuestión de tiempo hasta que la capacidad eléctrica avance al mismo ritmo que la IA en caso de que haya regiones en las que no exista una convergencia, por lo que no habría de qué preocuparse.

 

Por último, enfatizó en que las empresas de servicios públicos también podrían salir beneficiadas en el corto plazo por la baja de las tasas de interés. Históricamente, las acciones de este sector cotizaron de forma inversa a los rendimientos.