América|15 de octubre de 2021

Bolsonaro: "Quiero privatizar Petrobras"

El máximo mandatario de Brasil opinó acerca de la petrolera, cuyos precios le están ocasionando un dolor de cabeza en la previa de las elecciones.

Por Simón Salas Seeber

 

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, declaró que quiere privatizar Petrobras, la petrolera estatal que está bajo presión política para bajar los precios de los combustibles.

 

El ministro de Economía de nuestros vecinos, Paulo Guedes, sugirió que el gobierno podría vender parte de su participación de control en la empresa estatal para financiar programas de bienestar, a un año de las elecciones presidenciales en las que el máximo mandatario buscará la reelección.

 

El aumento de los precios de la energía ha sido una de las críticas que impactó de manera negativa en la imagen de Jair Bolsonaro, y este es el frente que apunta a cuidar antes de la reelección del próximo año. 

 

"Revisaré con el equipo económico lo que podemos hacer al respecto. No puedo controlar la empresa, no puedo dirigir los precios de la gasolina, pero cuando sube es culpa mía” declaró el Presidente de Brasil.

 

Antes los reclamos sobre una intervención directa del Estado en los precios, Jair respondió de manera certera: "¿Puedo interferir con Petrobras? Puedo, pero no debo. Si interfiero, seré responsable de un crimen de responsabilidad. ¿Puedo bajar la gasolina a 3 reales en el surtidor? Incluso puedo hacer eso, pero es un delito de responsabilidad".

 

Su decisión pareciera querer respetar la economía libre y la información del mercado. El mandatario agregó que "Petrobras tiene la autonomía para hacer eso, es una empresa de economía abierta, está en las bolsas de valores de todo el mundo... fijar los precios sería una interferencia“.

 

Según Reuters, Bolsonaro ha dicho que respeta la política de precios independiente de la empresa, y en su lugar insta a las reformas fiscales del Estado para bajar los valores.

 

El presidente de la petrolera con sede en Río de Janeiro, Joaquim Silva e Luna, ha sido interpelado en el Congreso por el aumento de los precios de los combustibles, pero se defendió diciendo que la empresa seguirá ajustándose a los niveles internacionales.

 

La semana pasada Petrobras aumentó la gasolina en un 7,2%, llegando así a niveles de casi el 40% de incremento para el combustible acumulado en los últimos doce meses.

 

El petróleo en Nueva York se disparó a más de US$81 por barril después de que la Agencia Internacional de Energía se convirtiera en la última en decir que la escasez de gas natural está impulsando la demanda de crudo.

 

La crisis energética que se desencadenó en Europa ya repercute en América. La escasez de combustibles a medida que se acerca el invierno europeo impulsa los precios de las energías hacia nuevos máximos, y esto impacta en el bolsillo de los ciudadanos.

 

Las acciones de Petróleo Brasileiro SA ampliaron un aumento de cuatro días en São Paulo tras los comentarios, superando al indicador bursátil local. Las acciones de Petrobras subían un 1,1%. Bolsonaro no dio más detalles sobre los comentarios realizados durante una entrevista transmitida en su página de Facebook.

 

La privatización de Petrobras, así como del estatal Banco do Brasil, aislaría un poco a las empresas de la turbulencia política, lo que redundaría en un problema menos para la administración de Jair, aunque anteriormente había calificando a la empresa de “estratégica” para los intereses del país.