Campo|22 de noviembre de 2022

La sequía traería una pérdida de casi u$s5.000 millones

La sequía y las heladas tardías traerían perdidas récord para la recaudación argentina en el próximo año.

Por Adrián Roque Moreno

Redactor. Economista.

 

Las malas condiciones climáticas hacen peligrar el desempeño de los commodities el próximo año. La sequía extrema y las heladas tardías no solamente representaron un problema para el trigo. La falta de lluvias también tuvieron como consecuencia un marcado retraso en la siembra de soja y maíz, llevando a ambos cultivos a cubrir la menor área en 22 años, cuestión que impactará severamente en los rendimientos de estos granos, llevando a generar mermas productivas que afectarán el futuro ingreso de dólares.

 

De acuerdo a un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), se supo que la siembra de maíz y soja se encuentra en torno a los 6 millones de hectáreas, un 40% por debajo del avance del año pasado. Según la entidad bursátil, “este volumen de hectáreas efectivamente cubiertas es el más bajo desde la campaña 2000/01, marcando el avance de siembra más lento en 22 años”.

 

En el caso del maíz, según datos oficiales, se ha completado la siembra de 3,3 millones de hectáreas, el 32% del área de intención y la superficie más baja para esta altura del año desde la campaña 2015/16. En tanto para la soja, los 2,8 millones de hectáreas implantadas a la fecha representan la superficie más baja para mediados de noviembre desde el año 2000/01, destacó el trabajo.

 

Para el analista de la consultora FyO, Dante Romano, el atraso en las siembras traerá consigo una merma en el potencial de rendimiento de los cultivos, como también lo hará el corrimiento de la implantación de planteos tempranos a tardíos, sobre todo en el caso del maíz. A partir de esto, el especialista proyectaba al inicio de la campaña una cosecha total de soja de 48 millones de toneladas, y ahora es de 42 millones, en maíz de 50 millones de toneladas y actualmente es de 45 millones de toneladas, y en el caso del trigo de 20 millones de toneladas, y ahora es de 12 millones de toneladas.

 

El estudio realizado por el analista, reflejó en el caso del maíz, que al inicio de la campaña se proyectaba un ingreso de dólares por las exportaciones de u$s15.600 millones, cuando actualmente es de u$s14.090 millones, es decir u$s1.560 millones menos, contemplando un precio de exportación de u$s312 la tonelada. En el caso de la soja, con un precio de exportación de u$s553 por tonelada, en el inicio del ciclo se proyectaban divisas por u$s26.544 millones, y en el último informe de Romano llegó a u$s23.226 millones, son u$s3.315 millones menos. Y por último el trigo, con un precio de exportación de u$s360 la tonelada, se proyectaba exportaciones por u$s7.200 millones, y ahora con el efecto de la sequía y las heladas llegarían a u$s4.320 millones, son u$s2.880 millones menos y con un precio de exportación de u$s360 la tonelada.