Gobierno|23 de junio de 2022

Gobierno en peligro: Se alejan las chances de cumplir con el FMI y frenar la inflación

Se dio a conocer el déficit fiscal de mayo y la aceleración del gasto complica la próxima revisión con el organismo, de ellos depende el financiamiento futuro de Argentina.

Por Francisco Cotti

 

Cada día que pasa, al gobierno argentino se le complica aún más el cumplimiento de las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año. Ante este escenario, el refinanciamiento del estado queda absolutamente sometido al humor del organismo internacional, que también se encuentra atado de manos frente a una deuda muy significativa en sus balances.

 

Tras la difusión de los datos fiscales de mayo, los cuales indicaron que el gasto crece en forma sostenida unos 20 puntos por encima de la inflación, analistas económicos afirman que Argentina sólo lo salvaría un cambio en las condiciones impuestas, especialmente con respecto a la acumulación de reservas, para no incumplir las metas. Sin embargo, el FMI no pretende ser el responsable de un nuevo default y ante esta situación, el equipo económico de Martin Guzmán seguramente logrará un aval del directorio del FMI este viernes.

 

Pero por otro lado, más allá del FMI, el aumento en el déficit fiscal y sin poder tener el financiamiento del mercado que se necesita, significa un aumento de la emisión y como consecuencia, mayor inflación. Recordemos que nos encontramos en un escenario de por sí inestable, con una suba de precios que superará el 70% para fin de año y que en los primeros cinco meses del año, supera hasta al registro de Venezuela.

 

En este sentido, el banco Itaú indicó en un informe que solo queda esperar que “el FMI conceda un perdón si las desviaciones del segundo trimestre no son significativas, pero es probable que la credibilidad de las políticas económicas del país se vea aún más comprometida”. Frente a la meta anual del déficit fiscal del 2,5% del PBI fijada por el Fondo, el banco estimó un rojo fiscal del 3,3% del PBI.

 

Déficit fiscal complica al Gobierno

Desde el banco brasilero se hizo mucho énfasis en que el exceso de gasto y el déficit fiscal podría complicar aún más la situación del gobierno argentino. “Se esperaba un deterioro de las cuentas fiscales debido al inicio de los pagos de nuevos bonos extraordinarios a los jubilados y a los trabajadores independientes e informales. Estimamos que el déficit primario acumulado en los últimos 12 meses aumentó hasta el 3,5% del PIB, superior al déficit del 3% registrado en diciembre de 2021″, indicaron los expertos del Itaú.

 

Seguido a esto, indicaron que si bien la recaudación tributaria mejoró, “el crecimiento de los gastos primarios sigue siendo superior al de los ingresos fiscales”. Según los datos utilizados, los gastos primarios aumentaron un 18,3% interanual en términos reales en el primer trimestre, tras aumentar un 16,8% en abril. Mientras que los programas sociales aumentaron un 71% interanual en términos reales en el período.

 

“Los resultados de la cuenta fiscal se han desviado de la consolidación fiscal acordada con el FMI hace unos meses. El FMI indicó que se estaría discutiendo una modificación de la senda trimestral del déficit fiscal primario y de la acumulación de reservas, mientras que Argentina mantendría sin cambios los objetivos del programa anual (es decir, un déficit fiscal primario del 2,5% del PIB para diciembre”, concluyó el Itaú.