Wall Street|20 de septiembre de 2021

Goldman Sachs advierte sobre una posible caída de la Bolsa

El banco de inversiones asegura que es posible que una reforma fiscal en Estados Unidos pueda traer consigo, un periodo de caídas para le renta variable.

Por Francisco Cotti

 

Analistas de Goldman Sachs han mantenido conversaciones en las que expresan su preocupación por el futuro de la bolsa norteamericana en el corto plazo. Aseguran que los inversores se encuentran amenazados por una disminución en la tasa de crecimiento de la economía en el segundo semestre del 2021 y como esto puede impactar en el mercado. 

 

Un punto importante que señalan es como las revisiones a la baja del PIB contrastan con las revisiones al alza de las estimaciones para los beneficios empresariales y lo que esto pueda significar ante un gobierno demócrata.

 

"La reforma fiscal, y no la reducción de las previsiones de crecimiento económico, es el riesgo clave para la renta variable estadounidense hasta finales de 2021".

Goldman señala que Wall Street tan sólo cotiza a un 2% de sus máximos históricos tras descontar las menores previsiones de crecimiento. Sin embargo, destaca que el mercado sólo ha descontado parcialmente una subida fiscal en 2022 y esto podría indicar posibles movimientos en el corto plazo.

 

Seguido a esto, informa que "en un entorno incierto de política económica y fiscal, las acciones con beneficios estables y balances sólidos deberían seguir obteniendo mejores resultados que el resto".

 

Los inversores ya están realizando un cambio en sus portafolios, trasladando parte de sus inversiones a empresas de consumo masivo, con resultados financieros sólidos y un mercado estable.

Previsiones de crecimiento

Los economistas del banco recortaron recientemente sus previsiones de crecimiento para EEUU en el cuarto trimestre ya que esperan que el gasto de los consumidores se enfrente a ciertos obstáculos como el vencimiento de las prestaciones por desempleo, la normalización del consumo y una temporada de virus invernal que retrasará la recuperación del gasto en servicios al consumidor.

 

Sobre la reforma fiscal, Goldman explica que "afectará a las ganancias corporativas en 2022" y reducirá el beneficio por acción (BPA) del S&P 500 un 5% el próximo año. Además, comentan que las empresas que realizan más recompras de acciones han sido más castigadas en las últimas semanas, ante la previsión de que se imponga un impuesto a esta práctica.

 

"Un impuesto de este tipo podría afectar a la oferta y la demanda de acciones, dado que las empresas estadounidenses han sido los mayores compradores de títulos americanos durante la última década", argumenta el banco.

 

Posible reforma fiscal de los demócratas

Los demócratas de la Cámara de los Representantes han planteado subidas del Impuesto de Sociedades de Estados Unidos hasta el 26,5%, además de recargos de 3 puntos en los tributos sobre los ingresos individuales que sean superiores a 5 millones de dólares.

 

También pretenden aumentar el impuesto mínimo sobre los ingresos de las empresas de EEUU en el extranjero en 6 puntos, además de los tributos máximos sobre las ganancias de capital hasta el 28,8%.

 

Que esperan del mercado bursátil

De todas formas, Goldman espera que el S&P 500 siga revalorizándose durante los próximos doce meses. Su previsión es que el principal indicador mundial suba hasta 4.550 puntos dentro de tres meses, avance hasta 4.700 enteros dentro de medio año y alcance los 4.800 puntos el próximo año.

 

En el caso de la renta variable europea, Goldman anticipa que el Stoxx Europe 600 avance hasta 480 puntos en tres meses y siga subiendo hasta 500 enteros dentro de seis meses y 520 puntos en doce meses.