Finanzas personales|31 de agosto de 2021

Cómo hacer qué mis dólares no pierdan valor frente a la inflación de EEUU

Las sucesivas confiscaciones por parte del Estado, las regulaciones y la escasa tasa que brindan los bancos hacen que el ahorrista promedio prefiera tener los dólares en efectivo, en vez de almacenados en un banco.

Por Fernando Villar

Asesor Financiero Wealth Management

 

En Argentina una de las formas más comunes de ahorro es comprar dólares y, debido a los riesgos sistémicos, sacarlos del banco para guardarlos en casa. Esto responde a nuestra historia y que no se puede ahorrar en moneda local.

 

Las sucesivas confiscaciones por parte del Estado, las regulaciones y la escasa tasa que brindan los bancos hacen que el ahorrista promedio prefiera tener los dólares en efectivo, en vez de almacenados en un banco.

 

La compra de dólar en sí no es una inversión, sólo protege de la devaluación de nuestra moneda, pero aparecen nuevos riesgos. Desde la inflación de los Estados Unidos a la propia humedad que degrada los billetes, hay una gran cantidad de razones para argumentar que el “colchón” está entre las opciones más inseguras.

 

En primera instancia, el lugar en donde se los guarda suele generar deterioro en los billetes ya que es muy común que puedan tener exposición a cierta humedad o mal trato. Muchas veces con el afán de “esconderlos”  dentro de casa se sufren pérdidas irreparables. Los lugares húmedos suelen manchar los billetes y los lugares secos pueden exponerlos a que los insectos los deterioren. También el hecho de tener dinero en casa tiene asociados riesgos de robo.

 

Estos riesgos son eliminados si se posee una caja de seguridad, pero hay que considerar que la misma genera costos de mantenimiento, y no se posee el dinero de manera inmediata en caso de necesitarlo.

En caso de tener efectivo en cualquiera de sus formas, cash en casa, o simplemente depositados sin ser invertidos, se parte de un punto en donde la inflación de EEUU influye en el largo plazo.

 

En Argentina tenemos uno de los índices de inflación más altos del mundo, pero el gigante del norte también la tiene en menor medida. Este último mes, la estimación interanual fue de un 5,4%, es decir, las personas que tienen dinero en efectivo perdieron poder de compra en ese porcentaje. Si sumamos la inflación de los últimos años, no es nada despreciable el efecto sobre los ahorros.

 

Esto quiere decir que es imposible ganar dinero con dólares cash, de hecho se pierde, por lo que es recomendable invertirlos para protegerlos y a futuro incrementarlos.

 

De todas maneras, las personas que tienen dólares cash generalmente tienen un motivo válido. Quien lo hace tiene miedo al riesgo de invertir; algo que siempre sucede incluso en instrumentos conservadores. Pero tenerlos en casa también supone múltiples riesgos con pérdida de valor asegurada.

 

Por el contrario, la inversión de los dólares en diferentes instrumentos ofrece algún tipo de retorno que puede ser más beneficioso que quedarse con la plata guardada sin hacer nada, o dejándola debajo del colchón. Si a esto se le suma la posibilidad de optar por inversiones conservadoras, es hora de depositar los dólares en un agente de bolsa e invertirlos. El asesoramiento es gratuito y el armado de la cartera es muy simple.

 

En Argentina hay múltiples opciones pero, para un perfil conservador, una cartera ideal podría contener un amplio abanico de obligaciones negociables combinadas con fondos comunes de inversión que posean activos del exterior. Esta configuración debería proteger los ahorros y brindar tasas de retorno positivas. Referido a la liquidez, es decir, la capacidad de disponer de los ahorros de manera inmediata está garantizada ya que una vez que se vendieron los instrumentos, se puede disponer de los dólares en el banco en 48 horas.

 

También es posible abrir una cuenta en un broker de Estados Unidos como Bull Market Securities y complementar la cartera local con una cartera diversificada en el exterior, que no solo aporta seguridad, sino que el abanico de oportunidades se amplía considerablemente. Cabe destacar finalmente que es conveniente para inversores que puedan invertir su dinero en el largo plazo.