MERVALMERVAL|20 de octubre de 2021

Vuela el S&P 500, el Bitcoin y el Merval no se queda atrás

Repasamos lo más interesante que dejó la jornada de hoy, en lo que fue un día mayoritariamente verde para los mercados.

Por Simón Salas Seeber

 

Acciones

El índice Merval cerró al alza un 3,26% impulsado por los mercados internacionales, mes de presentaciones de balances y encuestas en circulación que hay en el mercado a favor de la oposición.

 

En lo mejor de la rueda tenemos al Banco Francés (BBAR) +8%, Banco Macro (BMA) +7,1% y Grupo Financiero Galicia (GGAL) +5,9%.

 

Por el otro lado, no hubo acciones que hayan registrado bajas en la jornada de hoy en el Merval.

 

Bonos

La curva de bonos soberanos cerró mixta tanto ley extrajera como local. Por el lado de la curva CER también hubo resultados entremezclados.

 

Los principales bonos en dólares cerraron al alza; el AL30D subió un 0,3%, mientras que el GD30D lo hizo en un 1,1%.

 

Dólar

El dólar blue subió 3 pesos y cierra en $188 para la venta.

 

Este miércoles, el tipo de cambio oficial continuó subiendo y ya cotiza en $105,61 para la venta.

 

El dólar solidario escaló y cerró la jornada en $172,84 para la venta.

 

El MEP asciende algunos centavos y ya se encuentra en $178,53 para la compra y $178,59 para la venta. La brecha con el blue se ubica alrededor de los $10. El CCL sube ligeramente en la rueda de hoy para ubicarse en $178,53 para la compra y $178,69 para la venta.

 

Riesgo País

El riesgo país baja un 0,5% para llegar a los 1.639 puntos básicos.

 

Internacional

El S&P 500 avanzó el miércoles para cerrar en máximos históricos, con los rincones defensivos del mercado, como los servicios públicos y el cuidado de la salud, liderando el avance más amplio del mercado.

 

Las empresas de servicios públicos subieron más de un 1%, lideradas por United Rentals (NYSE: URI), Jacobs Engineering (NYSE: J) y Caterpillar (NYSE: CAT).

 

La atención médica se vio impulsada por los resultados trimestrales positivos, con Anthem (NYSE: ANTM) repuntando más del 6% después de entregar resultados del tercer trimestre que superaron las estimaciones de Wall Street.

 

La energía se quedó rezagada con respecto al movimiento más amplio al alza, incluso cuando los precios del petróleo se vieron impulsados ​​por datos que mostraban una caída inesperada en las existencias semanales de crudo en Estados Unidos .

 

Las existencias de crudo de Estados Unidos cayeron 431.000 barriles durante la semana que terminó el 17 de octubre, lo que confundió las expectativas de un aumento de 1,9 millones de barriles.

 

En otras noticias, Bitcoin eclipsó su máximo histórico anterior de $ 64,778, ya que el optimismo sobre las perspectivas de la criptomoneda se ha visto impulsado por el lanzamiento del primer ETF de Bitcoin basado en futuros el martes.

 

Concepto diario

Como cada tarde, repasaremos algún término económico que nos permita comprender mejor el mundo actual.

 

En esta oportunidad, resumiremos lo que es una "Política Monetaria Contractiva"

 

La política monetaria contractiva es un curso de acción emprendido por un banco central como la Reserva Federal para frenar el crecimiento económico sobrecalentado, para restringir el gasto en una economía que se ve que se está acelerando demasiado, o para frenar la inflación cuando está aumentando demasiado rápido.

 

El banco central endurece la política o hace que el dinero sea más escaso aumentando los tipos de interés a corto plazo mediante cambios en la tasa de descuento, también conocida como tasa de los fondos federales. El aumento de los tipos de interés incrementa el coste de los préstamos y reduce efectivamente su atractivo.

 

Como detalla Investopedia, la política monetaria restrictiva también puede aplicarse mediante la venta de activos del balance del banco central al mercado a través de operaciones de mercado abierto (OMO).

 

La Reserva Federal parece estar cada vez más cerca de avanzar en esta dirección de política monetaria más estricta para controlar la oferta monetaria, en la que la Reserva Federal empezaría a ralentizar sus compras mensuales de bonos, en una política conocida como tapering.