Mercado|08 de junio de 2021

Rally del Merval, ¿Hasta donde seguirán creciendo las Acciones y Bonos argentinos?

Te contamos cuáles son las cuatro razones que pueden tener diferentes implicaciones en este fenómeno.

Por Fernando Villar

Asesor Financiero Wealth Management

 

En las últimas semanas se viene observando una suba generalizada tanto en acciones como en bonos (6%), que reflejó una baja del riesgo país y un incremento en los precios de las acciones de 9%, ambos en dólares. Se pueden identificar 4 razones evidentes que pueden tener diferentes implicaciones:

 

  • En primer lugar, desde 2018 el S&P Merval ha caído profundamente, especialmente en las paso, hasta perder casi 82% de su valor. Además, durante el inicio de la pandemia en abril de 2020, marcó el mínimo de los últimos años del Merval en 236 USD.  Desde ese punto, es bastante probable que surja algún nivel de interés por parte de inversores ya que ante valores tan bajos, surgen oportunidades en caso que comiencen a brotar noticias positivas. 
  • En segundo lugar, a nivel internacional tenemos un escenario a favor con activos incrementando su valor y, especialmente, los bonos y acciones emergentes. El escenario exterior empuja hacia el optimismo en otros mercados como el nuestro. 
  • Otra razón es la mejora en la economía local debido a la suba de commodities a nivel internacional, la mejora en la actividad económica post restricciones y el ajuste fiscal de los primeros 6 meses del año. 
  • Por último, las expectativas de crecimiento a futuro debido a el miedo a perderse una suba importante de precios por partir desde valores de remate como los actuales. Estas expectativas están fundadas en las buenas noticias que surgieron en los últimos tiempos debido a un posible acuerdo con el FMI que venga de la mano de un acuerdo con el Club de París. Además, las posibilidades de un default son lejanas debido a que no tenemos vencimientos de capital cercanos, con lo que van mejorando los precios de los bonos, y por ende el riesgo país está en torno a 1.500 puntos. 
A partir de estos valores, a futuro tenemos las elecciones como punto de inflexión y de extrema volatilidad local seguido de la confirmación, o no, de los acuerdos con los organismos internacionales.  Esos serán los termómetros del merval y de los bonos con lo que es un periodo para invertir con cuidado y responsabilidad.