Hoy nuestra Bolsa se juega el “Cara o Ceca"

La reacción de tinte político no se condice con lo que realmente ocurrió. El Gobierno en su ceguera no admitió la derrota y la festejó como triunfo.

Por Jorge Fedio

Analista y Fundador de Clave Bursátil

 

Se nos acabó el “trade electoral” y se repitió la baja post PASO, aunque mayor. No podía ser distinto, la reacción de tinte político no se condice con lo que realmente ocurrió. El Gobierno en su ceguera no admitió la derrota y la festejó como triunfo. 

 

Toda una locura que no se entiende, no guarda lógica, los números le jugaron en contra, perdieron millones de votantes y encima se quedaron sin la mayoría automática en El Senado. En cambio, la oposición logró lo que se propuso, el equilibrio parlamentario. 

 

Desde luego que la Bolsa no festejó absolutamente nada y cargamos con una semana fuertemente negativa, el S&P Merval -9.76 % en pesos, -10.90 % en dólares. No fue poca cosa y si hoy profundiza mucho peor. La baja de los 97 mil ya es paliza, cedió 11.500 puntos, y por debajo de 84 mil la carátula técnica cambia a caída.

 

 

 

Con solo ver el gráfico en pesos, el presente ajuste no invalida la tendencia, muy por el contrario, al apoyar contra la estructura alcista anterior aparenta a un “pull-back” positivo, siempre y cuando no ceda y desde el mínimo del viernes revierta, caso contrario, si cede y baja más pierde la categoría de “pull-back” y se traduce a un ajuste a más baja. 

El análisis del gráfico en pesos resultó negativo, por más que se muestre más sensible y se proyectaba a los 100 mil que por muy poco no alcanzó y ahora amenaza con caerse. 

 

Pasemos al análisis del grafico en dólares CCL que para una franja de inversores es el que vale por profunda y conservadora. Viene del desplome y caída de enero 2018, totaliza una baja de -87% que a su vez representa piso, del que está lentamente saliendo con triple despegue.

 

 

 

El triple despegue, la salida de la gigantesca “cuña bajista” de resolución alcista, seguida de un “triángulo de reversión” en el extremo y piso y, con ambos, también en el fondo conforman un “piso redondeado” que le suma valor técnico de una futura importantísima y muy duradera suba.

 

La reacción positiva que señalamos como de “reversión” es nítida, no deja duda alguna es super clara. Observamos que dejó de bajar y comienza a revertir, a subir sin estridencias, sin hacer barullo, de esas subas que hacen base y más adelante se disparan. Entonces, desde bien abajo, la “oportunidad” es real y concreta, sobre todo, de muy bajo riesgo, “mucho para ganar y muy poco para perder”. 

 

Que estén de acuerdo o no con este planteo poco importa. El rumbo no lo definimos nosotros, lo hace el mercado con los precios, nosotros solo hacemos la lectura técnica y nos acomodamos a esa realidad. Señalamos la tendencia, la que no se puede ocultar, menos negar. 

 

Aparte, la Bolsa para salir del piso histórico y de la crisis que soportamos ya tiene experiencia acumulada de todas otras que debió padecer, la tiene de sobra. Siempre debió luchar con la crisis, con los políticos, con el FMI y la economía, de manera que no es nada nuevo. La presente es una más de tantas que ya ocurrieron. 

 

Conclusión

Nunca fuimos tan alcistas como ahora mismo con la Bolsa subiendo y en tendencia, pero tampoco comemos vidrio, el presente ajuste esta para definir una reversión mediante “pull-back” positivo o una baja que pase a la categoría de caída. 

 

Tenemos a la vista la evidencia técnica del despegue, tanto en el gráfico en pesos disparado y aproximado a los 100 mil, como en dólares despegando del piso en “continuidad alcista”, después de haber bajado un 87 % de sus máximos de enero 2018. 

 

Convencidos estamos y no dudamos, nuestra Bolsa desde el suelo despega e inicia tendencia, que la mejora con aceleraciones, sin perjuicio de transitorios ajustes correctivos que siempre los hay, de manera que aplica el dicho “en tendencia alcista, toda baja es oportunidad de compra”.

 

A su vez aclaramos, todo lo que se compra en Bolsa se compra con los pesos que fuera de la Bolsa se encogen y en la Bolsa se expanden. Muy apropiado para tiempos de desmedida emisión, no solo como resguardo de valor, también de crecimiento. 

 

El éxito del Análisis Técnico es hacer buena lectura y los aciertos vienen solos.