Herramientas de inversión|19 de abril de 2021

Cómo multiplicar tus ganancias por 100

Por Ariel Mamani

Inversor - Asesor - Fundador de InverArg

 

¿Sabías que existe la posibilidad de invertir mil pesos, ganar un 10%, y tener en ese momento 2 mil pesos? Matemáticamente en un inicio esto no tiene sentido, ya que con un 10% de ganancia deberíamos terminar con 1100. Pero esto se vuelve posible cuando operamos con apalancamiento.

 

En este video tenés un resumen bien explicado.

 

 

 

En la mayoría de las ocasiones que se habla de la Bolsa, se toca el tema de las posibles ganancias, pero no el de las pérdidas que podemos llegar a tener. Siempre se debe tener en consideración ese riesgo que estamos asumiendo cuando hacemos una inversión independientemente de cual sea. Siempre habrá un riesgo implícito.

 

El apalancamiento significa que operaremos con dinero que no nos pertenece, sino que es dinero de terceros el cual lo usamos, como la palabra nos lo indica, como palanca. Volviendo al ejemplo de mil pesos, imaginemos que operamos con un apalancamiento 1:10. Esto significa que por cada peso, dólar, euro, o la moneda que elijamos, alguien nos dará los 9 restantes de esa misma moneda para completar el 1 a 10. Por lo que, si invertí mil míos, habrá diez mil en total. Si esos diez mil rinden un 10%, habremos ganado mil pesos. 

 

Iniciamos con mil, ganamos un 10%, y terminamos con dos mil, se hizo posible. Pero no nos quedaremos únicamente con lo positivo, ya que en Bolsa siempre un beneficio mayor implica un riesgo mayor. ¿Qué pasa si pierdo? Esto depende del tipo de apalancamiento, pero por lo general lo que ocurre es que se empieza a debitar dinero de la cuenta margen (es casi idéntica a la cuenta comitente normal de un broker). 

 

A diferencia de una inversión normal, en la cual pongo mil pesos y mi riesgo máximo es de esos mil pesos, en el caso de operar apalancado, la perdida máxima es todo el dinero que tengamos depositado en la cuenta. Jamás podremos quedar endeudados, ya que los brokers no se arriesgan a que les quedemos debiendo, porque si no somos capaces de pagar ellos habrán perdido. Por lo que, en definitiva, nuestro riesgo máximo no es ilimitado, pero tampoco está limitiado al capital que decidamos invertir, sino que será el total que tengamos puesto en el broker o exchange en cuestión.

 

Esta no es la única manera de apalancarse, y el concepto no solo se limita a la inversión en Bolsa. Por ejemplo, una persona que quiere comprarse un inmueble (una casa, departamento, etc) posiblemente pida un préstamo al banco. Esta persona estará adquiriendo un bien con capital de otros, que periódicamente deberá devolver. En síntesis, se apalancó.