Herramientas de inversión|26 de abril de 2021

Cómo cobrar un sueldo en la Bolsa

¿Es posible armar un portafolio que nos pague rentas de manera mensual? Analizamos cómo hacerlo en 6 sencillos pasos.

Por Matías Daghero

Agente Asesor Global de Inversión, Presidente de @closingbelladv


El sueño de todo argentino es cobrar un sueldo en dólares. Es que, con una moneda cada vez más devaluada, mucha gente ve cómo el poder adquisitivo de su sueldo se ve deteriorado día a día.

 

Incluso cuando se piensa en la etapa de la jubilación, muchas veces se piensa en comprar alguna propiedad para poder generar un ingreso mes a mes que complemente una jubilación cada vez más baja con la que suele ser muy difícil vivir. El tema es que la rentabilidad de esa inversión es muy baja y no tiene posibilidad de generar dólares genuinos. ¿Quién se comprometería a pagar un alquiler en dólares en Argentina?

 

La Bolsa nos da una interesante alternativa para generar un pago mensual en dólares, invirtiendo en pesos, desde montos muy bajos.

 

Se trata de los Cedears los cuales son instrumentos con operatoria local y representan acciones del exterior, permitiendo acceder a empresas extranjeras como Apple, Citi, Google, Coca Cola, entre otras, obteniendo además de los retornos por la performance en el mercado, cobertura contra el tipo de cambio.

 

Dentro de los Cedears, hay ciertas empresas que suelen premiar a sus accionistas con pagos de dividendos periódicos en dólares. Y sin restricciones para el acceso a esos dólares porque los depositan esas mismas empresas en tu cuenta comitente, con lo cual no están sujetas a cupos ni aprobaciones para pagarlos.

 

Generalmente se trata de empresas sólidas, con un negocio consolidado, que les realizar pagos de dividendos estables, devolviendo ganancias a sus inversores.

 

Sin necesidad de abrir una cuenta en el exterior, podés acceder desde Argentina a invertir en Cedears de estas empresas, las cuales se pueden comprar con pesos o dólares. A su vez, se puede invertir desde montos muy bajos, desde los $ 1.000 aproximadamente, a diferencia de invertir en un inmueble, el cual requiere un capital importante para empezar.

 

Otra ventaja es que, a diferencia de lo que sucedía hasta hace unos años, la mayoría de los Cedears poseen liquidez que permite venderlos rápidamente para hacernos de los fondos en caso de necesidad. En cambio, pensemos que para vender un inmueble se pueden demorar años.

 

Armá tu calendario de cobros

Para poder cobrar tu “sueldo” en la Bolsa, podés armar un calendario de cobros, teniendo en cuenta empresas que tengan historial de pago de dividendos y sus fechas de pago.

 

A continuación, te muestro cómo armar tu calendario de cobros de dividendos en 6 sencillos pasos:

 

  1. Identificar acciones que pagan dividendos: Acá nos interesa buscar acciones con pagos de dividendos estables y negocios consolidados, que nos permitan proyectar en el tiempo. Para eso se pueden usar screeners de acciones como Yahoo Finance, Investing o Finviz. 
  2. Averiguar cuáles son las acciones que están disponibles como Cedear: De las acciones que se identifiquen, hay que tener analizar si poseen Cedear que permita comprarlas en Argentina y si el mismo posee liquidez suficiente como para poder vender en caso de ser necesario. Podés ver la lista de Cedears disponibles haciendo clic aquí.
  3. Identificar la fecha de pago de cada empresa: Las empresas de Estados Unidos suelen tener una política de pago de dividendos, la cual está disponible de manera online. Algunas pagan de manera anual, otras trimestral o mensual. Incluso existen empresas que no han pagado nunca dividendos a sus accionistas, como por ejemplo Tesla u otras empresas en fuerte expansión, las cuales necesitan de los fondos para financiar su crecimiento. Para nuestro objetivo apuntaremos a empresas con una política de pagos definida y largo historial de pago de dividendos.
  4. Seleccionar acciones para tu portafolio: Por supuesto que hay que tener presente que se trata de acciones, por lo que al ser renta variable, existe un riesgo de que se produzcan variaciones en su cotización. Por eso, es fundamental ver que el negocio de la empresa sea sustentable, ya que eso también te permitirá beneficiarte de las mejoras en su precio.
  5. Comprar acciones para tu portafolio y cobrar dividendos: El siguiente paso es pasar a la acción, comprando los activos seleccionados a través de una cuenta comitente. Esa compra podés realizarla con pesos o dólares. En todos los casos, los dividendos se acreditan automáticamente en dólares en tu cuenta comitente.
  6. Reinvertir los dividendos: Una mejora de la estrategia, en caso de que no necesites los fondos en ese momento, es reinvertir los dividendos cobrados en esas acciones, lo cual te permitirá aumentar tus dividendos a futuro.

Por ejemplo, para armar un portafolio que te permita cobrar dividendos en dólares todos los meses, un inversor podría seleccionar los siguientes Cedears, haciéndose de los pagos en los meses indicados abajo:

 

Algunas de estas acciones, como Coca Cola, Johnson & Johnson, Altria y Procter and Gamble, también pertenecen al selecto grupo de “reyes de los dividendos”, los cuales son compañías del índice accionario S&P 500 que han logrado aumentar su dividendo por más de 50 años consecutivos. Pensemos que 50 años es mucho tiempo, por lo que esto muestra la capacidad de estas empresas para sobrevivir y prosperar a través de periodos de auge y crisis.

 

Es importante que la decisión final de qué acciones elegir la tomes no sólo en función al monto y la fecha de pago de dividendos sino también teniendo en cuenta tu horizonte de inversión y perfil de riesgo como inversor.