Inversión|05 de octubre de 2021

El que apuesta al dólar pierde

Es imposible no recordar la famosa frase de Sigaut en un país de amantes del dólar. Pero, ¿Es eso conveniente para tus ahorros?

Por Matías Daghero

Agente Asesor Global de Inversión, Presidente de @closingbelladv

 

“El que apuesta al dólar, pierde”, dijo el ministro Sigaut en el año 1981, justo antes de hacer una tremenda devaluación. Esa frase forma parte de las que quedaron grabadas a fuego en la mente de los argentinos, como “el que depositó dólares, recibirá dólares” de Duhalde. Nadie quiere tropezar dos veces con la misma piedra y esa frase parece de esas lecciones que hay que aprender y no olvidarse jamás. Por eso es que mucha gente cree que el dólar es la apuesta ganadora en todo contexto.

 

Pero, ¿Y si te digo que, a diferencia de lo que todo el mundo cree, Sigaut tenía razón y el que apuesta al dólar pierde?

 

Una pérdida asegurada

Claramente el problema es que en ese caso la comparación es versus quedarse en pesos argentinos. La moneda argentina ha sido golpeada por una inflación constante, por lo que nadie en su sano juicio decide ahorrar en esa moneda. Si tenés que elegir entre pesos argentinos y dólares para ahorrar, obviamente no hay nada que pensar.

 

Pero lo que muy poca gente tiene presente es que el dólar también pierde poder adquisitivo. Entre 2004 y 2021 la devaluación acumulada en Argentina fue de 6.303% mientras que ¡La inflación fue de 7.882%, más de 1.500% más!

 

Abajo te muestro en un gráfico la pérdida del poder adquisitivo del dólar a lo largo de los años:

 

 

 

Por ejemplo, si guardaste dólares que compraste en 2004, en 2021 comprarías con esos dólares sólo el 80% de las cosas que podrías haber comprado hace 17 años. Y eso que estos últimos años han sido de grandes devaluaciones, con lo cual ha mejorado el poder adquisitivo del dólar. Si miramos años de atraso cambiario como el 2017, el poder de compra de los dólares de 2004 era de sólo el 35% de lo que era antes. Lo que también vemos es que nunca el dólar recuperó el poder adquisitivo de 2004. De verdad que Sigaut tenía razón y el que apostó al dólar perdió.

 

El colchón no rinde

El problema es que el dólar no es una inversión. No produce renta y pierde poder adquisitivo en el tiempo, ya que en Estados Unidos también hay inflación. Basta ver que un Big Mac costaba 45 centavos de dólar en los años ’60 mientras que hoy cuesta unos USD 4,95. O sea se multiplicó por más de 10 veces su precio en 60 años.

 

No parece nada en Argentina que estamos acostumbrados a números mucho más intimidantes pero lo que sí muestra es que no podés guardar los dólares en el colchón y no hacer nada con ellos.

 

En la mente de los argentinos quedan grabados a fuego los momentos de grandes saltos cambiarios. Ahí muchos te van a decir muy orgullosos que compraron justo antes de la devaluación y que eso muestra que el dólar es siempre la mejor apuesta. El tema es que nunca analizan qué pasa a lo largo de los años con esos dólares, que cada vez compran menos.

 

¿Y entonces qué hago?

Viendo estos datos, parecería que nos quedamos sin opciones. Quedarte con pesos no hace falta que nadie te explique que no conviene y con el dólar perdés poder de compra. Si estás pensando en el plazo fijo, es aún peor que el dólar. Con la política de tasas reales negativas, perdés por goleada contra la inflación. 

 

Entonces, ¿en qué puedo invertir mis ahorros para que mi capital se revalorice a lo largo del tiempo?

 

Tampoco hace falta caer en los bonos argentinos. Con un historial de defaults en serie, esos bonos no pagan el riesgo que estás asumiendo.

 

En el mercado de capitales existen otras alternativas con las que revalorizar tus ahorros. Para inversores conservadores, están las Obligaciones Negociables en dólares, que son deuda de empresas que pagan una tasa de interés. Ahí podemos encontrar a empresas tan prestigiosas como Arcor, Irsa, Cresud y Vista. Estos instrumentos se pueden comprar también con pesos y desde montos muy bajos.

 

Para inversores más agresivos, se pueden elegir los Cedears, que son acciones de empresas del exterior. A través de ellos se puede invertir en pesos con montos menores a $10.000 en empresas sólidas como Mc Donalds, Wal Mart, Google y Coca Cola. En este caso, la ganancia viene dada por la suba de precio y por los dividendos que pagan estas empresas a sus accionistas. Los Cedears siguen al dólar contado con liquidación por lo que resultan muy interesantes para inversores amantes del dólar.

 

Un asesor profesional puede ayudarte a identificar tu perfil de inversión y seleccionar los instrumentos que más se adaptan a tu situación particular.

 

Tantos años de estafas a los ahorristas argentinos le han hecho mucho daño a nuestra cultura inversora. No es de extrañar que tanta gente decida guardar los dólares en vez de ponerlos a trabajar. Animándote a dar el primer paso con instrumentos acorde a tu perfil vas a estar en el camino de construir tu patrimonio.