Finanzas personales|22 de julio de 2021

¿La educación financiera como materia obligatoria?

El Congreso de la Nación busca desde hace algún tiempo que esa temática sea una materia obligatoria en la escuela secundaria.

Por Leandro Rampoldi

 

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) indicaron que la inflación en junio registró un 3,2% y acumuló un alza de 50,2% interanual. 

 

Las cifras de marzo comunicados por la entidad de estadística determinaron que la economía argentina acumula nueve meses consecutivos con una inflación mensual por encima del 3%.

 

En ese contexto, la economía argentina quebró la voluntad de varias generaciones. Los problemas estructurales, que tienen a la inflación como uno de los principales males desde hace varias décadas en el ADN nacional, parecen no tener ningún arreglo ni solución. 

 

Si bien la inflación es una problemática enquistada en la historia económica argentina, no es un fenómeno normal para la mayoría de los países del mundo. El promedio anual es 3,2% para gran parte de las economías a nivel global. 

 

Dentro de esa "normalidad", con una inflación de 1500% en la última década según un reciente informe del Banco Mundial, una gran parte de los argentinos debe lidiar con las incertidumbres de una economía sin rumbo. En ese marco, la sociedad argentina, especialmente los jóvenes, debe ser una de las más necesitadas a la hora de requerir conocimientos sobre educación financiera. 

 

En ese sentido, el Congreso de la Nación busca desde hace algún tiempo que esa temática sea una materia obligatoria en la escuela secundaria. Según se pudo conocer, actualmente existen tres proyectos de ley en la Cámara de Diputados, los cuales pretenden incluir la educación financiera para "contribuir al desarrollo económico y social sostenible". 

 

Según el Ministerio de Economía, que elaboró el informe de Estrategia Nacional de Inclusión Financiera 2020-2023, Argentina es una economía de ingresos medios altos, pero con un sistema financiero presenta un bajo nivel de profundidad.

 

“Tanto el crédito como los depósitos, que alcanzan el 11% y el 18% del PBI, respectivamente, se ubican en niveles inferiores a los de otros países de desarrollo similar o inferior", explica el documento. 

 

En ese marcos, varios diputados presentaros diversos proyectos para incluir a la educación financiera como materia obligatoria. 

 

En relación a eso, el diputado del Frente de Todos, Karim Alume Sbodio, quien días atrás presentó un proyecto de ley para incluir de manera obligatoria en la escuela secundaria la enseñanza de la educación financiera en establecimientos públicos, de gestión estatal y privada, a nivel nacional, provincial y municipal, destacó en diálogo con Ámbito Financiero: “Uno de los objetivos que planteamos es la plena inclusión financiera para contribuir al desarrollo económico y social sostenible”.

 

Y evaluó sobre la situación actual: "La sociedad argentina tiene diferencias muy marcadas con respecto a los estratos sociales. Los sectores más vulnerables utilizan herramientas para financiar el consumo y después terminan refinanciando su propia deuda, siendo presos del sistema por la falta de formación”.

 

Los jóvenes y la educación financiera

De la mano de las criptomonedas y las nuevas tecnologías una gran cantidad de jóvenes se sumó en estos últimos años al mundo de las finanzas. En términos de inversión, lejos de los tiempos de las pizarras, los anotadores y las calculadoras, el mundo de las inversiones muta constantemente y cada vez deja más de lado su lugar de nicho y se hace más popular entre personas de diferentes ámbitos.  ¿Invertir es más difícil que antes?

 

“Hoy en día abrir una cuenta comitente es mucho más fácil que en épocas pasadas. En menos de 10 minutos, con un celular se puede realizar el trámite y acceder al mercado de capitales”, explica Nahuel Rodríguez, encargado de Atención al Cliente en Bull Market Brokers, en relación a cómo es el proceso en la actualidad la apertura de una cuenta para comenzar a invertir en la Bolsa de Valores.  

 

El miembro del equipo de Bull Market también comentó que antes el ámbito financiero era muy cerrado y con pocos contactos. “Ahora se puede abrir una cuenta de Twitter o LinkedIn, y leer opiniones o documentación de diferentes analistas, lo que ayuda además a educación y toma de decisiones”, añadió Rodríguez sobre las facilidades con las que cuentan aquellos que quieran ingresar al mundo bursátil.

 

Por otro lado, el encargado de Middle Office manifestó que, si bien la participación del rango etario entre 25 a 35 años en el mercado es mayor, los clientes de 18 a 25 tienen una ventaja con respecto a los primeros porque poseen menos capital, pero más posibilidades de ganar experiencia en el mercado a una temprana edad.

 

“Ahora no solo invierten los que son del ámbito, sino que también lo hacen personas de diversas profesiones y oficios. Se está generando cultura financiera, ya no es más un mito eso de invertir en bolsa”, argumentó Rodríguez sobre los cambios que se fueron dando en el mundo del Mercado de Capitales en los últimos años. Y agregó: “Tranquilamente puede ser una conversación de un sábado a la noche con un grupo de amigos”. 

 

Por último, el miembro de Bull Market sentenció que es fundamental la educación financiera y que siempre debería ser prioridad capacitarse dado que esa es la mejor inversión. “Mucha gente nos consulta sobre sus primeros pasos, o en qué comenzar a invertir. Nosotros siempre decimos lo mismo: sumate a nuestros cursos gratuitos, abrí la cuenta sin montos mínimos, probá la plataforma y asesorate de manera gratuita con nuestros profesionales”, cerró Rodríguez sobre los consejos que dan desde la Sociedad de Bolsa.