Tesla|11 de mayo de 2021

Tesla no aumentará su producción en China

Debido a las tensiones entre el gigante asiático y los Estados Unidos, la compañía dirigida por Elon Musk optó por suspender temporalmente su proyecto de adquirir tierras en Shanghái para incrementar la capacidad de su planta.   

Por Ezequiel Riva Roure

En marzo, un sitio web del gobierno chino publicó unos documentos en los que se afirmaba que Tesla (NASDAQ:TSLA) estaba planeando un aumento en la producción de su fábrica de Shanghái.

 

No obstante, según informó esta mañana la agencia Reuters, el plan fue postergado debido a que todavía siguen vigentes los aranceles adicionales del 25% que impuso la anterior administración de Donald Trump a los autos eléctricos que sean fabricados en China.

 

En un principio, el plan de la compañía era incrementar las exportaciones de sus “Model Y” y “Model 3” fabricados en Shanghái hacia otras regiones como Europa y Norteamérica. Sin embargo, el cambio de signo político en el gobierno de los Estados Unidos no ha significado una mejora en las relaciones entre Washington y Pekín, por lo que Tesla ha decidido ser cauteloso antes de seguir apostando por convertir a China en su centro de exportación global.

 

La fábrica de Tesla en Shanghái cuenta con el potencial para producir hasta 500.000 vehículos por año. Actualmente, la empresa la está utilizando al 90% de su capacidad, fabricando coches a una tasa de 450.000 por año.

 

De haber continuado con sus planes de expansión iniciales, la planta hubiese aumentado su capacidad de producción en un rango entre los 200.000 y 300.000 coches, según informaron las fuentes de Reuters. 

 

En estos momentos, el mercado chino es el segundo más importante para compañía con sede en California. Durante los primeros tres meses del 2021, la empresa facturó unos 3000 millones de dólares en el gigante asiático, tres veces más de los ingresos que reportó en mismo período del año anterior. A su vez, las ventas en China representan aproximadamente un 30% de sus ingresos totales.

 

La euforia del 2020 quedó atrás

Durante el año pasado, las acciones de Tesla fueron las más populares entre la comunidad de inversores debido a su increíble rendimiento, en aquel entonces, los títulos de la firma de Elon Musk multiplicaron más de 8 veces su valor, pasando de los 83,60 dólares hasta los US$705,60.

 

En el 2021, las cosas cambiaron rotundamente después de enero, cuando alcanzó su máximo histórico en los US$900 y justo después de anunciar su inversión de más de US$1500 millones en Bitcoin. Desde ese punto hasta ahora, TSLA ha perdido más de un 32% de su valor.

 

En la sesión de este martes, la empresa fabricante de vehículos eléctricos se hunde un 2,84% y cotiza en el nivel de los US$610,90.

 

Si se tiene en cuenta su rendimiento anual,  los títulos de Tesla valen un 13,4% menos que en el 31 de diciembre de 2020.