Empresas|20 de julio de 2021

Los Cedears que no pueden faltar en tu cartera en este momento

El equipo de Research de Bull Market te trae las mejores recomendaciones para tu cartera de inversión.

Por Research de Bull Market Brokers

 

Informe elaborado por el equipo de Research de Bull Market Brokers. Todas las empresas mencionadas se pueden adquirir desde su plataforma.

 

A un mes del comienzo del verano boreal el mercado americano tuvo una abrupta pausa. Y comenzaron las dudas de si esto era otra caída para tomar impulso o finalmente había comenzado la tan anunciada corrección por valuaciones, inflación, quita de estímulos, la guerra con China, entre otros motivos muy validos pero que repetimos desde hace al menos un año.

 

Estados Unidos post estímulos de marzo de 2020 tuvo grandes movimientos de rotación. El primero fue de tecnología y empresas de metales (oro y plata) que se sucedió entre abril de 2020 y agosto, luego tuvimos una pausa con impulso principalmente industrial, energías alternativas y empresas chinas, que anticipaban el triunfo de Biden. Con las elecciones de noviembre el boom fue de commodities, sector financiero, energía y semiconductores, y finalmente en las ultimas semanas vimos a empresas del sector de sanidad, consumo masivo y tecnología volver activarse como ganadoras.

 

Este mercado de rotación que se mueve al compás de la tasa a 10 años está definiendo la partida próxima. Tasa a 10 años baja, implica con esta inflación tasa de interés real negativa, esto es negativo para el sector financiero y servicios pero positivo para empresas de metales, tecnología e industrial. Mientras que la tasa alta es positiva para el sector financiero, servicios y en menor medida commodities pero industriales (no todos en general).

 

Si la CEPA DELTA no logra torcer la demanda en las próximas semanas, la FED se deberá obligada hacer mas para torcer el mercado. Todo confluye a un gran estancamiento de mediano plazo en los activos, con rotaciones puntuales. Un gran zig-zag teniendo a los bonos de tesoro como variable de ajuste.

La FED necesita que la tasa a 10 años se mantenga en niveles que le permitan tener a la economía creando empleo (con esta tasa se indexa el crédito) pero sin recalentarla. Y esta es el gran problema que enfrenta. La FED necesita pinchar la burbuja de commodities para quitarle presión a la inflación en los próximos meses, pero debe hacerlo sin crear un crash bursátil. Necesita un estancamiento con un aterrizaje suave de los commodities.

 

Pero para lograrlo necesita que la oferta real de estas materias básicas acompañen, que la oferta corra mas rápido que la demanda, y esto parece sin una caída considerable de los activos imposible.

 

La sequía en el sector agrícola norteamericano y la baja de inventarios, la caída de producción en ciertos metales preciosos, la demanda de stock en bienes básicos industriales, una demanda petrolera creciendo por encima de la capacidad de OPEP y el Shale de responder, no ayuda a la FED en ese objetivo. La FED solo podrá domar la inflación si induce a una caída de los activos financieros que arrastre la expectativa de demanda futura de commodities.

 

La Cepa Delta del COVID podría ser un placebo en este objetivo, con un crecimiento en plena estacionalidad que alarma con vista a lo que podría suceder en el otoño e invierno cuando la estacionalidad juegue a favor. 

El momento de rotar entre empresas

Post reunión del FOMC de Junio, el mercado entró bajo sintonía de "suba de tasas", aunque no son las tasas las que subirán, sino que quitarán "compras" por parte de la FED, y esto está generando una sobre-expectativa de que la retirada de liquidez comience lentamente hacer subir la tasa de interés mas corta. La reunión de Jackson Hole el 25 de agosto será terminante, pero previamente en la semana del 23 de julio al FED volverá a reunirse y tratará de seguir dando indicios de qué hará.

 

La FED quiere pinchar la burbuja del mercado o generar un estancamiento, un mercado que rote sin que eso signifique que suba de precio o que se derrumbe. Está tratando de guiar una baja controlada de precios mediante la quita de liquidez y acercar la suba de tasa de primavera de 2023 a el invierno de 2022-2023, post elecciones legislativas en Estados Unidos.

 

Los bancos también han tomado medidas prudenciales, aumentando los requisitos de liquidez, y eso ha quitado presión principalmente en commodities. Al pedir mas garantías con el excedente de liquidez, han hecho REPOs inversos con la FED por un monto de 700 mil millones de dólares, que sería el excedente que actualmente tiene el mercado y que debe de alguna forma depurar.

 

Bajo este paradigma, y luego de una fuerte baja de precios, creemos que debemos monitorear lo que mas cayó en junio, principalmente oro y plata, y seguir concentrados en activos de valor como $NOKA y $VIST. Los inversores que tienen posición en $BRFS, $BIIB, $TIMB se recomienda seguir manteniendo posición. Los inversores en $BHP y $PAAS podrían tener un fuerte up-side si el mercado se estabiliza y los metales recuperan de acá a la próxima reunión del FOMC en julio. Pero hasta Jackson Hole no tendremos una definición.