Servicios|23 de junio de 2022

La tarifa del agua aumenta un 32%

El aumento rige a partir del 1° julio y se concretará en dos tramos hasta octubre, aunque no se descarta otro incremento extra para fin de año.

Por Agustín Dirienzo

 

Desde la Secretaría de Obras Públicas oficializaron el aumento de la tarifa del agua en un 32% y alcanza a todos los usuarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como también a 25 localidades del conurbano de la Provincia. La medida fue publicada en el Boletín Oficial mediante la Resolución 91/2022 y después de que la empresa estatal AYSA (Aguas y Saneamientos Argentinos) realizara una audiencia pública para evaluar los importes a cobrar.

 

De acuerdo a la normativa, los incrementos en la tarifa que cobra AYSA se darán en dos tramos a partir del próximo mes. Desde el 1°de julio será del 20%, después del 1° de octubre se agrega otro 10%, y no se descarta que para fin de año pueda haber algún otro recargo adicional. No obstante, los 250.000 usuarios que son beneficiarios de la tarifa social no tendrán ajustes de los montos que actualmente están abonando. Se aplicará un descuento extra para neutralizar el aumento entrante.

 

De acuerdo a un informe presentado por AYSA, basado en su propio estudio de costos, el incremento en la tarifa buscar paliar solamente una parte del aumento de los gastos operativos que la compañía, afrontar efectos inflacionarios que afectan los costos, y a la vez cubrir los déficits operativos que implica la prestación del servicio en su totalidad. Es por esta razón que es probable un incremento adicional para fin de año, conforme la escalada inflacionaria no cese. En este sentido, Malena Galmarini, titular de AYSA, adelantó que es posible una quita de subsidios para el 10% de los usuarios de mayores ingresos.

 

La medida se da en el marco de la segmentación de tarifas de luz y gas, y en un claro programa económico de ajuste de subsidios a los servicios públicos, de acuerdo con los lineamientos del FMI (Fondo Monetario Internacional).
Otra de las novedades de acuerdo a la Resolución 91/2022, es que el pago por la instalación de medidores para a aquellos usuarios que soliciten esta modalidad de facturación, siempre de acuerdo a los planes y presupuestos aprobados, quedará suspendido por el término de 5 años.