Blockchain|13 de enero de 2022

El 2022 será el año de los NFT

El inversor multimillonario Kevin O'Leary cree que estos activos serán más grandes que las criptomonedas.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

En los últimos años, el mercado de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) creció exponencialmente. Sin embargo, todavía no alcanzó la magnitud del ecosistema de las criptomonedas, hasta ahora. Para Kevin O'Leary, el inversor multimillonario de Shark Tank, el 2022 será el año en el que la situación se de vuelta.

 

En diálogo con Yahoo Finance, el presidente de O'Shares Investments detalló que los NFT ofrecen valor por su capacidad de rastrear digitalmente la propiedad, la autenticidad y la gestión de inventario de artículos del mundo real, como relojes antiguos, obras de arte, deportes, etc.

 

"Cuando la gente me ofrece relojes antiguos, tengo que pasar por un proceso de autenticación muy arduo para saber si es falso o no, hay tantos relojes falsos en el mercado. Los NFT podrían resolver todos esos problemas", ejemplificó el experto.

 

Si bien hace un tiempo el empresario describió a bitcoin como "basura", en la actualidad sostiene que invertir en criptomonedas y NFT es como invertir en Amazon y Alphabet en sus primeros días, es decir que tienen la capacidad de crecer impactantemente con el paso del tiempo.

 

"Si invierte en Microsoft, Google y Amazon, ¿cuál es el núcleo en el que está invirtiendo? Es básicamente software", dijo O'Leary. "Bueno, bitcoin no es una moneda, en realidad es un software. El blockchain es software, ethereum... HBAR, Polygon, todo es software", añadió.

 

Y expresó: "Entonces, la verdadera decisión es si está dispuesto a invertir en software, porque es una herramienta de productividad. Proporciona un servicio, particularmente en los sistemas de pago que se utiliza a nivel mundial".

 

En 2022, a diferencia de años anteriores, se espera que las regulaciones del sector se expandan, lo que permitiría que grandes instituciones se involucren y el mercado crezca.

 

"Si lo regulamos, si logramos que las instituciones se involucren y encontremos una manera de que cumplan, habrá miles de millones de dólares en este espacio, porque tiene un uso pragmático", finalizó Kevin O'Leary.