Blockchain|08 de septiembre de 2021

Coinbase: "La SEC nos dijo que quiere demandarnos. No sabemos por qué"

Las batallas entre las agencias reguladoras y las compañías de criptomonedas continúan y la temperatura de las discusiones va en aumento. En este episodio, Coinbase vs la SEC.

Por Simón Salas Seeber

 

Coinbase es una plataforma de comercio (exchange) de criptomonedas con sede en San Francisco. La firma ofrece servicios de intercambio entre criptomonedas y monedas fiduciarias en alrededor de 32 países, así como almacenamiento y gestión de activos digitales en 190 países alrededor del globo.

 

Una de los servicios a los que los usuarios pueden acceder es el "lending". ¿Qué es esto? Para entenderlo mejor, sirve pensarlo como un plazo fijo; uno deposita sus monedas y al cabo de determinado plazo, pactado previamente, Coinbase devolverá lo depositado más algunos intereses.

 

El servicio ya funciona en varias plataformas, entre ellas Binance, y es uno de los productos más solicitados por los usuarios.

 

Recientemente, Coinbase quiso comenzar a ofrecer este servicio pero se topó con la SEC (Comisión de Bolsas y Valores).

 

Brian Armstrong, co-fundador y CEO de la compañía, publicó un descargo hoy en su Twitter, donde relata lo acontecido. "Un montón de grandes empresas de criptografía han estado ofreciendo versiones de esto durante años. En Coinbase estábamos planeando lanzar nuestra versión en unas semanas, así que nos pusimos en contacto con la SEC para informarles amistosamente".

 

La respuesta del organismo fue que no era posible hacer esto, ya que "la característica del préstamo es una seguridad".

 

Recordemos que el término "seguridad" (security en inglés) alude al "valor", ya que se refiere a un instrumento financiero fungible y negociable que posee algún tipo de valor monetario. Representa una posición de propiedad en una empresa que cotiza en bolsa a través de acciones, una relación de acreedor con un organismo gubernamental o una corporación representada por la posesión de bonos de esa entidad o derechos de propiedad representados por una opción.

 

Coinbase, al consultar sobre la respuesta de la SEC, no recibieron aclaraciones de por qué creen que es una seguridad, y "en su lugar nos citan un montón de registros (cumplimos), exigen el testimonio de nuestros empleados (cumplimos), y luego nos dicen que nos demandarán si procedemos al lanzamiento, con cero explicación de por qué" manifestó el empresario.

 

Desde la empresa se mostraron predispuestos a cumplir la ley, pero si no hay marco regulatorio claro es todo más complicado.

 

Además, sugirieron que esto es contrario a lo que la SEC se supone que debería hacer: "Si no quieren esta actividad, entonces simplemente publiquen su posición, por escrito, y háganla cumplir de manera uniforme en toda la industria. Cerrar estas compañías podría ser perjudicar a los consumidores más que protegerlos, y al impedir que Coinbase lance lo mismo que otras empresas ya tienen en vivo, están creando un mercado injusto".

 

En mayo, la SEC no aceptó una reunión con Armstrong, alegando que "no nos juntamos con compañías de criptomonedas".

 

El empresario, a pesar de la visible frustración, cerró el comunicado con un mensaje de esperanza:

 

"Nuestra puerta sigue abierta. Esperemos que la SEC de un paso adelante para crear la claridad que este sector merece, sin perjudicar a los consumidores ni a las empresas en el proceso. A Estados Unidos le vendría bien que todos trabajáramos juntos para resolver esto ahora mismo".

 

En el otro lado, un portavoz de la SEC informó que "La SEC no comenta la existencia o no de una posible investigación".

 

Lo que sí es claro es que Gary Gensler, líder del organismo, ha declarado que busca más autoridad para que la agencia supervise el comercio, los préstamos y las plataformas de criptomonedas, un mundo que describió el mes pasado como un "salvaje oeste" plagado de fraudes y riesgos para los inversores.