Cómo invertir en Argentina siendo conservador

El mercado de capitales brinda múltiples alternativas para que los ahorristas locales puedan hacerle frente a la inflación.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Invertir es una actividad fundamental para proteger los ahorros de los devastadores efectos de la inflación, y más aún en Argentina, en donde los precios crecen desenfrenadamente mes tras mes. El problema radica en que muchos individuos conservadores, aquellos que simplemente compran dólares y los guardan "debajo del colchón", no saben en qué y cómo hacerlo.

 

Invertir siendo conservador

Para armar una cartera de inversión acorde a un perfil conservador, primero hay que definir cómo es este tipo de inversor. Para Fernando Villar, asesor patrimonial en Bull Market Brokers, "un perfil conservador en general es un inversor que invierte a largo plazo y apunta a activos que le devenguen tasa de interés, ya sea en pesos o dólares, pero buscando principalmente certidumbre futura y apuntando a mantener el valor real de su capital".

 

Teniendo en cuenta estas características, el especialista detalló algunas de las alternativas que ofrece el mercado de capitales local.

 

Fondos de inversión en pesos

En primer lugar, explicó que hay algunos fondos comunes de inversión (FCI) que invierten en títulos atados a la inflación o que los combinan con letras del Tesoro que brindan una tasa nominal anual (TNA) de alrededor del 55% para un plazo de entre 30 y 60 días.

 

A su vez, también es posible invertir en la caución bursátil, el "plazo fijo de la bolsa", pero actualmente rinde solo un 37% nominal anual. En cuanto a los depósitos a plazo fijo tradicionales o UVA, los mismos no tienen liquidez y no son lo suficientemente rentables.

 

Obligaciones negociables

A su vez, indicó que también es posible invertir en una cartera diversificada de obligaciones negociables (ONs). Estos instrumentos financieros son deuda que emiten las compañías y que los inversores adquieren a cambio de una tasa de interés. A día de hoy, rinden entre un 8% y un 10% y algunas vencen entre el 2023 y el 2026.

 

"Con los dólares se pueden armar varias posiciones en ONs de diferentes industrias con diferentes vencimientos para así no solo generar rendimientos reales positivos en dólares, sino también pagos de renta que pueden llegar a ser mensuales o cada dos meses como consecuencia de combinar instrumentos con diferentes fechas de pago", sostuvo Fernando Villar.

 

Algunos Cedears

Por otra parte, también es posible invertir en algunos Cedears defensivos, pero siempre con muy poco capital, ya que siguen siendo acciones y pueden fluctuar de precio considerablemente.

 

En este marco, el asesor destacó: "KO, WMT, COST, PG e incluso el ETF DIA pueden ser interesantes, ya que la volatilidad no es tan elevada. Lo primordial es evitar acciones relacionadas a commodities o tecnológicas".

 

Lo atractivo de este tipo de activos es que, además, reparten dividendos en dólares de forma sostenida, los cuales se depositan automáticamente en la cuenta comitente del usuario.