FED|22 de noviembre de 2022

Imparable: La Fed podría subir las tasas hasta el 9%

La economista Lindsey Piegza argumentó que es la única solución para que la inflación realmente se mantenga bajo control.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Para tratar de contener la inflación, que en octubre creció a un ritmo interanual del 7,7%, la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) comenzó a ejecutar un violento plan de suba de tasas de interés.

 

Primero, en marzo, las incrementó un 0,25%; luego, en mayo, otro 0,50%. Posteriormente, realizó cuatro aumentos consecutivos de 0,75%, llevándolas a un rango total de 3,75-4%, valores no vistos desde finales de 2007.

 

En este marco, muchos inversores y analistas comenzaron a pensar que la entidad monetaria sería menos agresiva en las próximas reuniones, en especial teniendo en cuenta la proyección de 4,6% para finales del 2023.

 

No obstante, algunos economistas de Wall Street continúan creyendo que todavía queda un largo recorrido por delante, y que el control total de la inflación llegará una vez que las tasas de interés se incrementen más salvajemente que en la actualidad.

 

En concreto, Lindsey Piegza, de la firma de valores Stifel, destacó que existe una "necesidad potencial" de que los fondos federales aumenten hasta el 8% o 9% para finalmente los precios de la economía real dejen de expandirse.

 

"La reciente mejora en las presiones inflacionarias que han pasado de los niveles máximos aparentemente ha cegado a muchos inversores ante la necesidad de que la Fed continúe agresivamente por el camino hacia tasas más altas", comentó.

 

Aunque recalcó la mejora del 9,1% de junio al 8,2% de septiembre y al 7,7% de octubre, la economista enfatizó en que "no es nada para celebrar o una señal clara para que la Fed pase a una política más flexible".

 

Su visión coincide con la de Christopher Waller, actual gobernador de la Fed, quien comentó durante una conferencia de UBS Group que "todavía queda camino por recorrer" y que las tasas de interés "seguirán subiendo y se mantendrán altas por un tiempo" hasta que la inflación se acerque al objetivo planteado inicialmente.

 

"Necesitaremos ver una racha continua de este tipo de comportamiento en la inflación que comienza a bajar lentamente antes de que realmente comencemos a pensar en quitar el pie del freno aquí", reveló el funcionario.