Wall Street|18 de noviembre de 2022

Goldman Sachs proyecta que las acciones chinas resurgirán en 2023

Los analistas del banco se volvieron optimistas por la relajación de las medidas anti-Covid y la mejora del contexto mundial.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Los analistas de Goldman Sachs comentaron que confían en el potencial de crecimiento de los mercados de China y Corea del Sur por la relajación de las medidas anti-Covid y la mejora del contexto mundial de cara al 2023.

 

El reporte indica que tanto el índice MSCI de China como el índice CSI 300 del país crecerán un 16% en los próximos 12 meses, siendo los de mayor aumento de la región. Además, recomendaron sobreponderar los activos de Corea del Sur.

 

"El liderazgo de las acciones regionales puede cambiar hacia el norte después de la fortaleza de la ASEAN y la India en 2022, ya que los mercados de China se recuperan y Corea anticipa la recuperación", explicaron los especialistas.

 

Con la Reserva Federal de los Estados Unidos siendo menos restrictiva con sus políticas monetarias y el dólar alcanzando un punto máximo frente a otras divisas, Goldman Sachs considera que el segundo trimestre del 2023 será un posible punto de inflexión para las bolsas asiáticas.

 

"Estimamos que las acciones en el extranjero de China pueden subir un 20% en la reapertura y favorecer nuestra lista de acciones de beneficiarios de reapertura", escribieron los analistas, quienes añadieron que esperan que las restricciones de coronavirus se flexibilicen poco a poco el próximo año.

 

En tanto, esperan que el índice Kospi de Corea del Sur suba un 11 % en los próximos 12 meses, mientras que el índice de referencia de Singapur podría crecer un 10%. Además, rebajaron a Indonesia y Tailandia a neutral e infraponderar, respectivamente.

 

Ese contexto macroeconómico global significa adoptar "un enfoque mesurado para comenzar el año y luego asumir más riesgos a medida que mejora la perspectiva macroeconómica", escribieron los analistas de Goldman Sachs.

 

El análisis de Goldman se alinea con el de JP Morgan. En concreto, el estratega Marko Kolanovic argumentó que las caídas de las acciones chinas están "desconectadas de los fundamentos".

 

"Creemos que esta es una buena oportunidad para agregar dada la recuperación esperada del crecimiento, la reapertura gradual de COVID y el estímulo monetario y fiscal", añadió el especialista. Aunque no dio nombres específicos, explicó que varias empresas están cotizando con atractivos ratios precio-ganancias (PE, por sus siglas en inglés) y creciendo en sectores tecnológicos con mucho potencial por delante.