Mercado|14 de mayo de 2021

Ahorristas en alerta

Con Estados Unidos experimentando una de las inflaciones más altas de la última década ¿Cómo deben actuar los ahorristas para que su dinero no pierda valor?

Por Miguel Ángel Nieva

Asesor Financiero

 

Tradicionalmente los argentinos buscan resguardar sus ahorros posicionándose en el dólar, sin tener en cuenta que los mismos, al igual que los pesos, pierden poder adquisitivo cuando ponemos en nuestro radar a la inflación de los Estados Unidos en este caso. En base a las estadísticas del Banco Central de la República Argentina, la tasa de rendimiento promedio para plazos fijos de hasta 100.000 dólares es del 0,4% anual. En tanto, la caja de ahorro en moneda extranjera rinde 0,02%. 

 


Los bancos líderes pagan apenas el 0,05% anual por un depósito, dado que solo pueden prestar esos dólares a agentes de la economía que tengan sus ingresos en moneda dura, es decir, solo a exportadores. Por tal, según datos del BCRA, los depósitos en dólares del sector publico y privado ascendieron en promedio a 18.546 millones de dólares en el mes de abril, implicando un aumento del 0,5% en relación al mes de marzo, pero en términos interanuales se observa una contracción del 9,6%. Mientras que, contabilizando solo los del sector privado, los depósitos en dólares cayeron un 10,3% interanual. 

 


En este sentido, los inversores que colocaron sus dólares en un plazo fijo o alguna herramienta de inversión que ofrece el sistema bancario, se exponen a una pérdida de poder de compra de los mismos. Perdida que se profundiza con los datos de inflación de Estados Unidos en el mes de abril, en comparación con marzo pasado, el índice de precios al consumidor subió un 0,8%, muy por encima de las expectativas. Arrojando una tasa de inflación interanual del 4,2%, el mayor aumento desde 2008 a medida que la economía se recupera del golpe de la pandemia.
De esta manera, entra en juego el mercado de capitales que le ofrece al inversor diversos instrumentos en los que puede posicionarse en base a su perfil, con el objetivo de obtener rendimientos por encima del nivel de precios. 

 

 

En base a las estadísticas del Banco Central de la República Argentina, la tasa de rendimiento promedio para plazos fijos de hasta 100.000 dólares es del 0,4% anual. En tanto, la caja de ahorro en moneda extranjera rinde 0,02%.

 


Para inversores más conservadores, el capital podría posicionarse en Fondos Comunes de Inversión LATAM/ USA, donde el objetivo de estos es la protección del capital en moneda dura diversificando la exposición al riesgo de mercado local, e invirtiendo en deuda emitida por empresas latinoamericanas en conjunto con deuda estadounidense en un fondo abierto con un objetivo de preservación de capital. Su cartera de inversión está compuesta por instrumentos de renta ja en dólares de emisores de países como EE.UU., Chile, Brasil y Uruguay, los cuales podrían rendir entre 2 y 7 % anual en dólares

 


Y para perfiles moderados, un instrumento que tomo mucha relevancia entre los inversores que buscan alejarse del riesgo argentino y lograr retorno en dólares con perspectivas a mediano/largo plazo son, los ETFs, fondos mutuos que tienen la particularidad de cotizar en la bolsa como si fueran una acción. Este instrumento se posiciona entre lo que sería un fondo común de inversión y cualquier otro activo que cotice en la bolsa. Posicionándose en estos, se pueden formar carteras sumamente diversificadas teniendo en cuenta los objetivos por los cuales se decide invertir ya que se ingresa en un portafolio de diferentes activos. Buscan replicar el rendimiento de otro activo o canasta de activos, como ser un índice (S&P 500, que contiene las 500 empresas más grandes de Estados Unidos), un sector (consumo básico, discrecional, energía, industrial), un commodity (oro, petróleo, metales industriales). Además, a través de los ETFs se puede invertir en un conjunto de deuda emitida por los distintos Gobiernos y privada emitida por las empresas, y los ETFs de monedas, que replican el comportamiento de las principales divisas.

 


Finalmente, para lo mas arriesgados con un horizonte a largo plazo, el mercado accionario internacional podría ser una alternativa. La clave radicará en colocarse en papeles de empresas que resulten beneficiadas por el contexto actual que se vive en Estados Unidos, con inversores preocupados por los recientes datos inflacionarios y de desempleo.