Herramientas de inversión|30 de julio de 2021

Riesgo a la hora de invertir: ¿Qué es y porque es importante medirlo?

Cada decisión que tomamos conlleva un riesgo, y las inversiones no son la excepción. Por eso, es importante entender bien su concepto y como aplicarlo a cada una.

Por Francisco Cotti

 

¿Qué es el riesgo en una inversión?

Al hablar en términos financieros, podríamos definir al riesgo como la probabilidad de que un activo disminuya su valor, que un negocio pierda dinero o que una inversión tenga rentabilidades negativas en un periodo de tiempo.

 

Todas las inversiones conllevan algún riesgo, algunas más alto y otras más bajo. Hasta cuando no realizamos una inversión, estamos tomando riesgos. Por otro lado, es importante mencionar que hay una gran correlación entre el riesgo y beneficio de una inversión. Esto quiere decir que cuanto mayor es el riesgo que asumimos, mayor es la ganancia que podemos obtener. Por el contrario, cuanto menor riesgo asumimos, podemos esperar menores beneficios.

 

El riesgo de no hacer nada

Como aclare anteriormente, existe también un riesgo asociado a no hacer nada con su dinero. Imagine que ahorra un gran porcentaje de su sueldo todos los meses, los saca del banco y los pone debajo del colchón creyendo que así no tiene riesgo alguno de perder sus ahorros. Eso también tiene un riesgo, y muy grande. Lamentablemente, en Argentina el dinero tiene un enemigo llamado "inflación". Podemos definir a la inflación como el aumento sostenido de precios y provoca una perdida sostenida del poder adquisitivo de la moneda. Es decir, nuestro dinero guardado pierde valor mediante la inflación y cada vez nos alcanza para comprar una menor cantidad de bienes o servicios.

 

Veamos un ejemplo, termina el mes y tenes la capacidad de ahorrar 10.000 pesos. Una campera que querías costaba esa justo ese monto pero prefieres guardarlos por si surge algún gasto de imprevisto. Luego de 4 meses, sigues con esos 10.000 pesos guardados y decides finalmente comprarte la campera. Vas al local y descubres que la campera ahora tiene un valor de 12.500 pesos, entonces ya no te alcanza. En cierto modo, hemos perdido el poder de comprar las mismas cosas, cada vez compramos menos. Cada día que guardamos los ahorros sin hacer nada, estamos asumiendo el riesgo de no hacer nada.

 

La inflación genera eso: perder el poder de compra que tiene la plata, lo que se denomina también “perder el poder adquisitivo”. 

¿Qué significa costo de oportunidad?

Otro concepto importante que debemos mirar a la hora de asumir riesgos en las inversiones es el costo de oportunidad. Por definición, el costo de oportunidad es el costo implícito en una inversión, luego de haber tomado la decisión de realizar una inversión diferente. Este valor puede o no medirse en plata, ya que podríamos medirse en tiempo destinado a hacer algo o en la satisfacción que nos produce hacer o dejar de hacer algo. 

 

Para hacerlo más fácil, cuando uno decide invertir en un bono que le permite obtener un rendimiento del 30% anual, esta teniendo un costo de oportunidad al no invertir en una acción que tal vez le genere más de un 60% de beneficios anuales.

 

Así y en cada decisión que tomamos, estamos teniendo un costo de oportunidad implícito.

El perfil de un inversor

En el mundo de las inversiones, el riesgo es el peligro de no sólo no generar un retorno positivo, sino de perder parte o toda la plata invertida. Pero hay una regla en el mundo de las inversiones que determina que a mayor riesgo, mayor posibilidad de incrementar las ganancias.

 

Como dice el dicho: “el que no arriesga no gana”. 

Todas las personas somos diferentes y a partir de esto, podemos asumir un mayor o menor nivel de riesgo. Todos tenemos a alguien conocido que anda invirtiendo todo su dinero en cualquier lado y no se preocupa demasiado, pero también tenemos a otro que pone un plazo fijo en el banco casi sin poder dormir.

 

Por este motivo, es importante que todos conozcan su perfil de inversor:

 

  •       Conservador: Su objetivo es conservar el su poder adquisitivo, minimizando el riesgo y con inversiones relativamente seguras.
  •       Moderado: Busca obtener algo de rentabilidad a partir de un riesgo moderado, con diversificación entre inversiones seguras y riesgosas.
  •       Arriesgado: Este inversor busca obtener los mayores beneficios posibles y para esto, no le molesta asumir riesgos considerables.

En resumen, nuestra tolerancia al riesgo estará definida por varios factores. Por ejemplo: ¿puedo perder esa plata y no pasar necesidades?, ¿soy una persona joven con tiempo para recuperarla o estoy hablando de invertir mi jubilación y por eso debería buscar opciones muy seguras?

 

La clave antes de invertir es definir nuestros objetivos previamente y conocernos como personas inversoras para evitar correr riesgos innecesarios.